Quiero hijos pero también ser feliz

9:53

Así es, pues después de taaantos meses (por no recordarme que juntos suman ya más de un año camino de dos) parece que sin hijos ya nuuunca más podré ser feliz, y estoy segura que no tiene porqué.
Desayuno, almuerzo y ceno los mismos pensamientos, sieeempre entorno al dichoso tema de marras a no ser que haya algo suficientemente importante como para desviar mi atención.
Aburro, sí, aburro a los demás y a mi misma, pero no estoy así porque yo lo quiera, ojalá encontrara la vía para tomarme las cosas de otra manera, la forma de relativizar y dejar de fustigarme, ¿alguna sugerencia?
No creáis, es tal mi asqueamiento que a veces tengo pensamientos fugaces de mandarlo tooodo a freír espárragos. ¿Dónde está ese yo que ansiaba que llegaran las vacaciones para poder conocer sitios nuevos? ¿Qué se ha hecho de mi seguridad y control? ¿Dónde se fue mi alegría?
 
Por mi trabajo veo (y trato) con gente mayor, much@s de ell@s sin descendencia y esperando que a la residencia vayan hermanos ocupados en ejercer de abuelos, sobrinos que esperan ser partícipes de la herencia, etc. Así que os podéis imaginar qué desasosiego me entra en el cuerpo ante un supuesto futuro así; "por suerte", sobretodo cuando más de bajón me encuentro, a veces se cruza por mi camino una persona que padece la misma soledad de la que hablo aún teniendo hijos, que no por alegrarme sino que me sirve para abrir los ojos a otra realidad, una en la cual hay una soledad aún más triste que la de quien ya de base no tiene más familia, almenos a mi entender.
 
A veces un haz de luz ilumina mi confusa, obtusa y ofuscada mente y me muestra lo que estoy dejando de disfrutar en mi proceso de fustigación: de un marido que me quiere mucho, de familia que me/nos apoya en todo, salud, trabajo (con sus más y sus menos)... Seguramente muuuchos se cambiarían por mi por todo esto que no logro darle el valor real que tiene para ser feliz.
Solamente ha habido un momento en tooodo este tiempo que he logrado sentir mi mente ligera, sin carga alguna, despreocupada y pensando que lo que tenga que ser será, y aunque no os lo creáis fue en la primera sesión que hice de acupuntura, y ya llevo 3, a lo que dedicaré su correspondiente entrada porque ha sido tooodo un descubrimiento para mi.
 
Con todo lo escrito no pretendo fustigarme más ni dar pena o hacer el cuento de la "lagrimilla", solamente quiero hacerme entender que tengo motivos para ser feliz, que si antes de querer ser madre lo era y nada de mi entorno ha cambiado por qué no lo intento. Hay gente que está muuucho peor, con problemas graves de verdad, y aunque de momento no he podido ser madre la batalla aún no está perdida, quedan alternativas y tengo muuucho más que otras personas, ¡DEBO MENTALIZARME DE UNA VEZ POR TODAS!
 
 

You Might Also Like

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow