Sentimientos encontrados

10:41

O "Por favor, mandarme al psiquiatra".
Sieeempre que no haya ningún susto gordo antes, estamos a 4 días de conocer a B, de que esta etapa llamada embarazo acabe, prematuramente, y empiece nuestra nueva vida, pues creo que, por lo menos yo, nuuunca más seré exactamente la de antes. Si me han cambiado nuestras cuatro pérdidas, mis cuatro estrellas, ¿cómo no va a hacerlo el nacimiento de nuestra hija?
¿Ha sido un buen embarazo? Va a ser que no... Siempre con el alma en vilo, con mal cuerpo, con miedos, con síntomas extremos, hemorragias, complicaciones, etc, pero ahora viene cuando os váis de cabeza a comprarme una camisa de fuerza: ya siento nostalgia y aún no ha llegado a su fin.
Ha habido momentos buenos, momentos que sé que NUNCA olvidaré: ver por primera vez el tintineo del corazón de B, ver su paso de embrioncito chipironiano a mini personita, su primera patada, notar sus movimientos, "jugar" con sus piececitos, sus ataques de hipo, ver su carita antes de nacer..., y me sabe mal porque siento que no los he disfrutado lo suficiente, que los temores y los problemas lo han deslucido todo y ha pasado sin pena ni gloria. No me culpo, nuestra experiencia previa no ha ayudado que digamos.
Pensaba que nuestro problema sería lograr un embarazo evolutivo, pensaba que una vez logrado el karma se apiadaría de nosotros y tendríamos un buen embarazo. No ha sido así, tooodo difícil y complicado hasta el final, y tocando madera porque las cosas siempre pueden dar media vuelta de tuerca más.
Tal está siendo la recta final que ni síndrome del nido ni nada. Mi casa anda hecha una cochinera (estoy en casa mis padres hasta la cesárea), la habitación de B está por montar, y aún me hago cruces que llegáramos a poder pintarla, nadie diría que ha de llegar un bebé, todas sus cosas están por desempaquetar... pero, ¿a caso ahora puedo hacer algo? Sí, ser la mejor incubadora para mi hija, el resto es prescindible y/o se puede arreglar en cualquier momento.
Ni sesiones de embarazo con fotógrafo profesional ni seguimiento de cómo crece la barriga, todas las compras apuradas, nada de ropa premamá (¿para qué si estoy recluida?)... todo cosas secundarias pero que hubiesen ayudado a dar aaalgo de normalidad a esta situación y tener algún que otro recuerdo.
Solamente cuando me levanto para ir al wc tomo conciencia de cómo ha crecido mi tripota pero no me puedo contemplar demasiado no se vuelva a "despertar" mi placenta. Me veo decrépita, descuidada de mi persona, con un look pijamero arrebatador 24h al día, sin saber si estamos a Lunes o Domingo, viendo pasar los meses sin diferencia entre sí... Esto nadie te lo cuenta, esto no es lo que te venden en todas partes sobre el embarazo y no creo que seamos tan pocas las que pasamos por situaciones así.
Y aún con esta antítesis... echaré de menos el embarazo, o algunas cosas de éste.
Probablemente porque no tengo claro que haya un segundo embarazo, otra oportunidad, para "enmendar los errores".
Lo importante es el fin, lograr tener en nuestros brazos a B, que por algo hemos batallado tanto, pero carai, el viaje habrá sido cuesta arriba en todo momento desde ese Diciembre de 2012 hasta el día D.
¿Soy la única que se siente en esta disyuntiva?

You Might Also Like

7 comentarios

  1. Te estoy siguiendo con el alma en vilo todos estos meses, que de verdad que me tienes en un sinvivir, y ahora que te veo tan cerca del final solo quiero desearte la mejor de las suertes y decirte que en realidad para tu niña solo necesitas dos cosas: la sillita del coche para poder llevártela a casa y pañales. Con eso y un poco de ropita (bodies sobre todo), el resto puede esperar.
    Y otra cosa, ya sé que una vez nazca, tendrás miles de cosas más interesantes que hacer que actualizar este blog, pero por favor, solo unas líneas para decirnos cómo ha ido todo, ¿vale? ¡No nos hagas sufrir!

    ResponderEliminar
  2. No estás loca...es normal..yo llevo dos pérdidas menos que tú y no soy capaz de disfrutar del todo..tengo dias...lo que más me aterra a mi...aparte de tener ahora cualquier problema de última hora en la gestación..es que me dé un brote psicótico...tengo un trastorno bipolar y llevo un año y medio sin medicación porque el primero se fue al garete por tomar pastillas...estoy controlada por la psiquiatra y cualquier cosa iría a ella pero el miedo es libre y sé que si pierdo la cabeza no podré cuidar de ella los primeros años de su vida...
    Con todo este rollo quiero decir que todas tenemos nuestros propuos miedos y que son normales...no estás sola en esto y en breves tendrás lo mejor de toda tu vida en tus brazos...
    Un abrazo bien fuerte!!!

    ResponderEliminar
  3. Yo no disfrute de mi embarazo hasta que no tuve a mi bebe en brazos. Incluso vomite antes de una ecografia. Creo que sufrimos más que las demás mamis. Pero también disfruto mucho más de mi bebe porque sé que es un milagro, un regalo de la vida y aunque no duerma ni tenga tiempo ni para lavarme la cara, me siento tan llena de vida...en fin no sé explicarlo bien...y si hay más embarazos y más regalos bienvenidos¡¡ te deseo lo mejor y cuando sientas a tu bebe en brazos...en fin Inolvidable

    ResponderEliminar
  4. Suerte suerte mucha suerte y salud para tu pequeña y para ustedes sólo queda un día sólo dos noches vuestras últimas horas juntos sin bb aprovechenlo aunq sea con una cenita especial en la cama!.se q estarás muy nerviosa....así q nadaaa..es normal!va ha nacer tu bb!!jijiji un saludote

    ResponderEliminar
  5. Me pasó parecido cuando tuve que estar recluida en casa desde la semana 26 hasta las 37... me sentía un poco engañada con la vida! Yo quería salir a la calle , pasear mi tripa y tener un embarazo como el resto de la gente... pero aún así y aunque no lo he pasado tan mal como tú , tengo un recuerdo precioso del embarazo.

    Mucho ánimo y fuerza!

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow