Detalles con fe

10:33

¿Os acordáis que os hablé de un "amuleto" un poco surrealista? Sí, cuando hace un par de meses atrás una paciente de mi padre le regaló un sonajero para nosotros argumentando que "¡¡¡a todas las parejas a quienes se lo he regalado han tenido finalmente hijos!!!"
 
Pues bien, siendo el perfil potencial de pacientes de mi padre mujeres de 75 pa'rriba y estando al día, y prefiero no preguntar como, de nuestra situación, han llegado a mis manos dos nuevos "amuletos" con una diferencia de pocos días.
Sí, sí, como tenga que llevarlos todos encima puedo parecer una chamán recién sacada de un manicómio, imaginar: sonajero en una mano y estampita -¡¡¡bendecida!!!- de la Virgen de Núria en la otra más un crucifijo traído del Vaticano al cuello, ¡¡¡me doy yuyu a mi misma!!!
 
Y es que sí, estas que he nombrado son las dos nuevas adquisiciones en mi arsenal de "protectores contra la infertilidad".
El crucifijo de madera, con origen Vaticano, se lo dió a mi padre una mujer de más de 90 años que, casualmente, quiso acudir a la iglesia el día de nuestra boda para acompañarnos durante la ceremonia religiosa; me acuerdo perfectamente que hizo venir hasta su cuidadora con la nieta de ésta, que siendo una niña pequeña quedó pasmada al ver una novia, o princesa según decía, y disfrutó como una enana con el lanzamiento de arroz.
La estampita de la Virgen de Núria -y matizo, ¡¡¡bendecida!!!- no nos la bajamos nosotros de la escapada del fin de semana pasado, aunque sí que me pillé yo una del Santuario, previo donativo de 2€ en el cepo...; es un regalo de otra paciente de mi padre, ésta de unos 80 años, que por lo visto también decidió pasarse por ahí y se acordó de nosotros. ¿Cómo logró que la suya fuera bendecida? O bien tiene "contactos" con el cura de allí (¿¿¿será una mafiosa religiosa???) o efectuó una autobendición con el agua bendita que hay en la pila de la entrada (y yo que ni toco eso pensando en la de "viruses" que andarán por ahí haciendo natación sincronitzada...).
 
Bromas a parte, no por mofa religiosa sinó por quitar hierro al asunto, agradezco que haya gente que, a su manera, se preocupe por nosotros y nos tenga en sus pensamientos. Lo que hacen lo hacen por fe, lo han pedido y se han acordado de nosotros, cosa que no se puede decir de personas más cercanas que nadan en egoismo y falta de delicadeza al tratar el tema, sin entrar en detalle de sus creencias que al fin y al cabo es lo de menos. Saber que hay personas que te quieren bien de forma desinteresada, sin más vinculo que ser la hija de su médico, reconforta el alma.

You Might Also Like

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow