Luchar contra la infertilidad y no perder el curro en el intento

9:21

En condiciones normales uno encuentra entradas tales como:
"¿Cómo compaginar la maternidad y el trabajo?".
Pero yo, que soy más chula que un ocho, he decidido hacer la versión infértil de la misma, y donde yo pongo abortos podéis poner cualquier aspecto de la infertilidad (tratamientos de RA, betaesperas, pruebas...).

Parece una tontería, ya se sabe que tu mundo laboral, de ser madre, puede llegar a cambiar como de la noche al día, pero ¿a caso no cambia también cuando una está inmersa de lleno en la lucha contra la infertilidad
Laboralmente hablando he llegado a hacer burradas, jornadas infinitas sin tiempo muchas veces para tan siquiera comer, yendo arriba y abajo como una loca, aplicando una frase muuuy odiosa que mi abuela sieeempre ha tenido en boca:
"Por la vida se pierde la vida"
El idiota, eso es lo que hacía visto ahora con perspectiva, pero quizá estaba intentando ir al máximo porque era consciente que llegado un punto, si era madre, esto ya no se podría sostener y los ingresos saldrían perjudicados. Así que podemos decir que era una especie de hormiguita amfetaminada, pero amargada a más no poder.

No creáis, con los dos primeros abortos aún llevaba un ritmo de trabajo bastante frenético. Hasta tal punto que pensaban que la causa de mi mal era el stress ocasionado por esto. De cara a buscar el tercer embarazo (otro aborto más a la colección) ya hice un cambio laboral bastante drástico: dejé 3 de 7 sitios donde trabajaba (mi faena va por módulos, de ahí poder estar en varios sitios a la vez). Económicamente quedaba resentida pero ¿no lo justificaba la causa? Pues eso. Lo que nadie antes había logrado, poniendo en tela de jucio mi salud, las ganas por ser madre lo consiguieron.
Pero ni por esas... otra pérdida más, aún yendo más sosegada; en un primer momento casi me doy contra un canto de pensar lo que había hecho para nada, pero recapacitando vi que sí o sí era lo correcto, primeramente por mi salud y luego porque vislumbraba que el camino que tendríamos que empezar a recorrer requeriría muuucho de mi tiempo, y esto los jefes no lo entienden por muchas buenas palabras que te puedan soltar en el momento de bajón.

En mi caso, además de trabajar para otros como autónoma, tengo mi propia consulta desde hace 4 años. Todos mis ahorros, TO-DOS, se esfumaron con ella, tenía muchas ilusiones depositadas, ¡por fin volaba libre! Pero aunque ahí pueda elegir horarios, la gente suele ser bicho de costumbres (sobretodo l@s abuel@s), quiere horarios fijos, saber que te va a encontrar en todo momento, y en los últimos 2 años anda que no he tenido que colgar veces el cartel "Cerrado por enfermedad". ESTO ME HA REPERCUTIDO, ¡y mucho! No me quejaré, voy haciendo, pero la cosa podría haber ido muchíiisimo mejor de no pasar por lo que estamos pasando, y te frustras.
Hay pacientes que se preocupan por ti, que te arropan, otros que dicen "lo siento por ti, pero entiende que yo necesito un servicio y que sepa que la persona estará ahí" y a otros no apetece dar explicaciones y solamente te queda escuchar su aleccionamiento de cómo se lleva un negocio, algo que, por cierto, ell@s no han hecho nunca jamás.

Así que te encuentras que nada, nada, nada de tu vida va bien: no eres madre ni a la de tres, tu progresión laboral se ha visto claramente afectada y no sabes hasta que punto va a seguir la decadencia, a pesar que en estos momentos me llega a resvalar lo que sea de mi laboralmente hablando, y cruzas los dedos para que tu relación no naufrague con tanto altibajo emocional.
Con los tiempos que corren perder un trabajo, no tenerlo o hundir tu negocio a raíz de problemas en tu vida privada, véase mi/nuestro caso, es un lujo demasiado caro, ¡y se necesita ese dinero! Porque precisamente baratos no son ni los tratamientos de RA ni las pruebas médicas
Pero me resulta imposible tener dos problemas en primera línea de frente en mi vida: infertilidad y trabajo. No puedo dedicar el 100% de mis esfuerzos a todo, debo priorizar pero esto es un pez que se muerde la cola.
Bajas el ritmo laboral, lo dejas en un segundo término, te resignas a pensar que ya volverás a remontarlo en otro momento, pero ni así logras llevar mejor la situación cuando ves que a lo que has decidido dedicarte casi en cuerpo y alma no hace más que aportarte fracasos tras fracasos.

Ser madre probablemente te condiciona a nivel profesional, no lo sé, lo puedo imaginar, pero ¿a caso no lo hace el proceso para lograr serlo? La infertilidad, a mi, me ha marcado laboralmente hablando. ¿Qué debo hacer? ¿Elegir/sacrificar? ¿Reinventarme?
Y vosotras, ¿cómo lo lleváis?

You Might Also Like

9 comentarios

  1. Creo que llevas más razón que un santo, todos los infértiles creo que sacrificamos muchas cosas por alcanzar nuestro sueño, pero al final, merece la pena. Sé que no es mucho consuelo, pero dejar clientes y trabajo parece que no sirve para nada, pero te estabilizas laboralmente al tiempo y hasta te acostumbras a vivir con menos, y el día que seas mamás (que no me cabe ninguna duda de que va a llegar), te será mucho más fácil compaginarlo con la maternidad. Yo en mi blog tengo una entrada que se llama "Mi trabajo: un arma de doble filo", que se enfoca desde la maternidad, pero que igual podría enfocarse desde la infertilidad (que es lo que me pasó a mí antes de quedarme embarazada). Creo que haces muy bien en sacrificar un poco tu vida laboral si eso no te hace infeliz, creo que tú misma tienes que encontrar el equilibrio. Yo por ejemplo, no quiero dejar mi trabajo, podría, pero no sería feliz, así que es mi decisión y estoy contenta con ella. Seguro que encuentras ese equilibrio, date tiempo. Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Palabras sabias las tuyas Luli!
      Quizá esto no deja de ser la antesala, una transición, hacia un cambio que de ser más drástico no hubiese sabido llevar a cabo.
      Supongo que lo difícil en esta vida es encontrar el equilibrio tras las muchas sacudidas que nos van dando, sea por unas causas o por otras.
      Intento relativizar al máximo todo lo referente al trabajo, es una faceta más de mi vida pero no quiero que mi vida sea el trabajo, pero tampoco un torbellino alrededor de los TRA.
      ¿Me recomendáis un retiro a un monte tibetano a meditar? :P

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho lo que te ha escrito Luli!!

    Yo no sé a que te dedicas exactamente...pero no puedes tener un horario fijo? supongo que con un horario fijo es más fácil no? y me refiero al día al día. Porque sí es cierto que si tienes un problema médico, una cita, una enfermedad, es obvio que tu trabajo queda desatendido, y si tus clientes no entienden algo asi es que son inmortales.

    Yo tengo trabajos eventuales cubriendo vacaciones y por suerte no me coinciden con tratamientos ni nada, si no es que no sé como podría hacerlo la verdad.

    Animo eres una campeona de campeonísimas, prioriza lo que puedas y cómo buenamente puedas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto tu opinión sobre lo dicho por Luli ^_^
      Horarios fijos tengo para cada sitio donde trabajo, pero claro, quiera o no todo el tema de citas médicas me desajusta poco o mucho las jornadas, y el estar cara al público aún lo hace más visible.

      Tú podrías con todo y más, ¡ni lo dudes! Aunque si por ahora, por como se te presenta la faena, te resulta más fácil, ¡mejor que mejor! A veces lo que nos quema es dar explicaciones en el trabajo, a jefes o pacientes, porque todo quisqui se mete en la vida ajena sin miramientos.
      De momento estoy por echar primitivas a ver si alguna es la buena y me retiro del todo XDDDD

      Eliminar
  3. A mi sí me ha afectado. Fue caer el primer aborto y bueno, mi contrato acababa pero rechacé ina opción profesional supongo interesante en mi rama porque implicaba irme fuera varios meses...luego el siguiente trabajo puf...jo estaba contenta y al poco empecé los tratamientos de dejarlo por voluntad propia. En esos meses no busqué porque las idas y venidas eran incompatibles a un curro nuevo. Cómo vas a estar pidiendo permiso nada más empezar? Ahora trabajo por temporadas y no tengo interés hasta que consiga mi objetivo en algo más fijo...
    Pues sí una pena...encima de tener infertilidad, no hace buenas migas con el mundo laboral y personal...un asco por todos los lados...pero

    Nos hace más fuertes y la venceremos con la super sonrisa de nuestros bebés!

    ResponderEliminar
  4. Perdonad el corrector del móvil es peor(si cabe)que el de la tablet...quería decir que en el curro no estaba contenta y como comenzaron los tratamientos lo dejé voluntariamente...sí sí. ..en plena crisis dejando trabajos...pero es que no estaba bien ni en el trabajo ni de moral. Ahora cb dos abortos más encima pues estoy mejor y con un trabajo que es inestabilidad total pero me gusta. Algo es algo...
    Chiquilla...haz lo que buenamente puedas. Equilibrio entre money y tú. Cuando estés con los nenes ya vendrán otros tiempos con otras necesidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con tu conclusión, al final todo se basa en un orden de prioridades, y si en estos momentos el trabajo pasa a ser un a más a más, un imprescindible para vivir pero no el centro de tu universo, mejor que, por lo menos, tenga algún aspecto positivo como la facilidad horaria, el que guste y sirva de evasión, etc.
      Quizá ese es mi problema real: el aspecto laboral no es más que un medio para vivir, pero ni me siento realizada ni me distrae, con lo cual genera una problemática añadida a lo que realmente ahora me preocupa y ocupa todo mi tiempo, el intentar ser madre.
      Soy de las que piensa que, aunque no entienda el por qué, las cosas no pasan porque sí, con lo cual aaalgo debo intentar sacar en claro de todo este proceso de la infertilidad, reinventarme, cambiar mi filosofía de vida...¡no sé!
      Un beso enooorme y espero que sigas a tope con tu tratamiento con la Dra. Crespo y más pronto que tarde podáis recoger los frutos de tanto esfuerzo.

      Eliminar
  5. Hola, esta entrada me ha tocado de cerca... llevo dos meses con esto a tiempo completo o en sesión continua y no trabajo ( por primera vez ) y la verdad es que no se que hacer... busco trabajo? No busco? si busco y encuentro ( no vivo en espana con lo que la cosa se facilita) como voy a compaginarlo con las clinicas etc... y si busco y no encuentro como voy a manejar mas decepciones mas negativos...pero mi marido dice si trabajases quizá te distraerías ( que conste que podemos permitirnos que yo no trabaje y el no me presiona para nada que no sea ser feliz) que hacer?? Bueno me quedo por aquí por que me encanta tu blog, mucho animo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas,
      antes que nada muchas gracias por tus palabras, como ves en este blog hay un potipoti de pensamientos, de conceptos, ¡un reflejo de lo que es mi vida desde hace más de 2 años!
      Creo que todos los argumentos que has expuesto son acertados, no hay una única decisión correcta:

      - ¿No trabajar para centrar los esfuerzos en echar para delante un embarazo mediante TRA? No deja de ser un "trabajo" físico y mental que desgasta ¡y mucho! Así que siempre que luego no te eches nada en cara (p.ej. "he perdido el tiempo no haciendo otras cosas") es perfectamente lícito no trabajar si vuestra situación os lo permite, pues te ahorras explicaciones a jefes, sufrir por no poder estar al 100% en todo, etc.

      - ¿Trabajar para tener una vía de escape mientras dura el proceso de RA? ¡Puede ser muuuy beneficioso! Siempre y cuando esto no te resulte un agobio, o lo que es lo mismo, que seas capaz de relativizar la carga laboral hasta el punto de hacerlo bien pero que no ocupe todas tus preocupaciones y te genere nuevos problemas.

      La última palabra la tenéis vosotros como pareja, nadie mejor que tu misma sabe cómo te puede afectar -para bien o para mal- el aspecto laboral ante un tratamiento de RA.

      Sincerándome, si yo pudiera reorientaria mi vida personal, me encantaría poder trabajar desde casa, evitar el contacto con el "público" porque me harto de dar explicaciones con todo este via crucis y porque quizá, por como soy, sería más obediente con las pautas de reposo o incluso me tomaría las cosas con otra filosofía.

      Sea cual sea la determinación que toméis seguro que será la mejor.

      ¡¡¡Toda la suerte del mundo para vosotros!!!

      Eliminar

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow