¿Será el aceite de onagra?

20:54

Este es el pensamiento que viene a mi cabeza mientras mi marido se echa una siesta en el hotel y ya solamente me queda por leer el papel de wc, así que mejor escribir que leer 10mil veces seguidas Scottex en un ataque de aburrimiento.
Y es que a raíz del mail de una compañera de "fatigas infértiles"  donde me explicaba, entre otras cosas , que ha empezado a tomar aceite de onagra y Ovusitol (como yo) he caído en la cuenta que no os he contado los primeros resultados de mi "aventura vitamínica".
 
Pues bien, del Ovusitol poco os puedo decir, a penas llevo ¿12 días? si alcanza, pero sí que he podido verificar que al no combinarlo con Natalben supra no me ha vuelto a coger ningún arrechucho raro; tomo dos a la noche, con la cena, aunque en el prospecto sé que pone 1s/día pero no me ha provocado alteraciones del sueño, dolores de barriga ni ataques a lo hámster hiperactivo, ¿lo único? ¡¡¡Sabe a agua sucia!!! Pero qué le vamos a hacer... Lo empecé a tomar al segundo día de la última regla, a ver qué pasa.
El aceite de onagra ya es otra historia, pues tras este primer mes me atrevería a decir que ya he experimentado sus beneficios en cuanto a lo femenino se refiere. Tras 3 tristes reglas (¡toma ya, menudo trabalenguas he soltao!) ya pensaba que debía sumar otro problema a nuestro historial, e incluso me había resignado a ver la RA como única solución, definitivamente. Pero a la 4a parece que la cosa ha dado un giro, ¡a mejor!
Puntual como siempre, algo bueno había de tener, esta última visita ha sido más cercana a lo que solían ser mis periodos normales, o por lo menos se ha desmarcado de los chascos de los 3 últimos meses; ha sido un subidón, ¡hasta mi marido se ha quitado un peso enooorme de encima! Pues él no suelta prenda pero estaba igual de preocupado que yo. Hasta tal punto nos tenía la moral comida que ya había llamado a mi ginecóloga para verla en Septiembre, cosa que voy a mantener para ponerla al corriente y pasar la itv de los bajos fondos.
 
Según mi madre fue la tranquilidad de las vacaciones, yo recuerdo los días previos con un estrés de narices por dejar todo lo laboral cerrado para poder irme con la seguridad de no dejar ningún cabo suelto. ¿Conclusión? La primera de las reglas raras no iba acompañada de más estrés de lo habitual y fue como fue, las otras probablemente estaba yo condicionada por la alarma de "¿y ahora qué pasa?" y con ésta última vamos encauzando de nuevo la normalidad, a mi entender, gracias a la dieta sana, cuidarme más ¡y a mi onagra mágica!
Pelo que cae bastaaante menos y con más lustre, piel sin a penas granitos "del medio mes" y con más luz y uñas duras como hacía tiempo que no tenía...¡no es casualidad! Así que si el aceite de onagra sirve para regular el ciclo menstrual creo que EFECTIVAMENTE me está funcionando, con lo cual, como imaginaréis, no lo he dejado de tomar bajo ningún concepto.
Sé que no he descubierto la sopa de ajo, que existen libros y artículos y demás donde se habla laaargo y tendido sobre el tema, que ya se conocían estas propiedades antes que me expusiera yo cual cobaya en mi autoexperimento...¡pero una cosa es leerlo y la otra experimentarlo! (¿esto, o parecdio, no lo decían en la tele?).

You Might Also Like

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow