En tiempos de "no búsqueda"

11:18

Será por no tener que trabajar hoy, porque el día, feo de narices, invita a ¿reflexionar?, porque hoy se celebra el día del padre y nosotros seguimos estancados... ¡no lo sé!, pero hoy me he levantado algo meditativa.
Han pasado ya unos cuantos meses desde aquel 23 de Octubre que Dra. I nos daba pistoletazo para un nuevo intento; he tenido tiempo a intoxicarme con vitamina B, dícese también por ISOVORÍN, a que me diera una crisis de ansiedad bastante fuerte, a pillar la tosferina, la cual tenía por una bronquitis de las que hacen historia, y a recrearme con varios virus "de temporada" que con este tiempo loco están haciendo su Agosto. Aunque, ¿y quién no ha pillado algo este invierno?

Y si bien todo esto me ha mantenido "entretenida" es cierto que he tomado consciencia de otra vida, de una que tenía olvidada y que discurre sin médicos por motivos de infertilidad, sin pruebas, sin búsquedas de embarazo, sin medicación, una vida siendo pareja y no "aspirantes a padres", una vida en la que mi profesión y mi corazón no van de la mano, una vida en la que quedaban demonios por encerrar o facetas que superar, una vida que no sabía como encaminar y vivir felizmente. 
Lo triste de ello, de vivir esta vida que siempre ha estado, es que me parece una situación demasiado forzada, una situación de resignación que no de plena aceptación, algo que no tocaría en mi plan ideal. Es una vida en la que aún tengo muchas cosas que poner en orden, aspectos que quisiera cambiar y que tenía aparcados pensando que quedarían compensados con un supuesto éxito en la faceta maternal, pero NO, una cosa no soluciona la otra, ya me ha quedado claro. Cada cosa requiere ser arreglada en si misma, no puedo pretender que entre sí se compensen, porque quizá se pueda lograr, pero como aquellas cosas en las que te sustentes también te fallen... ¡al carajo todo!
Así pues, mientras recuperamos ambos algo de salud, servidora, además, ha empezado a ir a psicoterapia con el fin de poder poner todo en orden. Sé lo que he dicho todo este tiempo, y es que "en casa de herrero...", pero por probar no perdía nada, y al final resulta que espero ansiosa el día de ir para desahogarme y salir con el buche aligerado. Manda webs, ¡y lo sé! Podría haber ido antes, pero quizá no era el momento si mi receptividad no era la que se requiere para que la terapia sea efectiva.


Otra cosa que he empezado a hacer es un cursillo de meditación y relajación, fácilmente aplicable en casa desde el minuto cero. Siendo como soy, nerviosa, "polvorilla", un estrés con patas, era algo que también tendría que haber empezado antes, pero volvemos a lo mismo: o ves que tienes un problema por cómo te tomas las cosas o ya pueden decir los demás misa. Según la profe, se tendría que hacer 2 veces al día y siempre a la misma hora; milagros a Lurdes..., aunque lograr cada día, antes de cenar, sea la hora que sea, dedicar 20 minutos a escuchar grillos, pajaritos, riachuelos o tormentas de verano mientras haces respiraciones profundas (bien hechas) para mi ya es todo un éxito, aunque no lo pueda hacer tumbada porque entonces paso del estado de relax a quedarme frita.

Por descontado que la acupuntura no la he dejado, aunque algunos días "odie" a Dra. Pinchos por acupunturar zonas que resulten extremadamente molestas... pero si resultan dolorosas o molestas es porque alguna cosa no rula y hay que ponerla en orden, así, sin más. Luego se nota, os lo aseguro.
Ciertamente, con el tiempo que me lleva viendo, se puede decir que estoy mucho mejor que cuando me visitó por primera vez, ¡hasta ella me lo ha dicho! Es mi salud, a mi me funciona, así que por bien invertido que doy el dinero.

Como véis, tras más de año y medio buscando respuestas, de mirarme y remirarme en busca de la respuesta a nuestro problema, ahora, en este tiempo de "no búsqueda" y reflexión, me he seguido mirando pero con otros ojos, desde otro planteamiento, algo más egoísta si queréis, buscando el bienestar de todo lo que llevaba desatendido durante muchos años y que con motivo de nuestra infertilidad aún quedó, erróneamente, más relegado.

You Might Also Like

4 comentarios

  1. Pues me parece divino q hagas terapia meditación acupuntura y todo lo q te haga sentertite bien.y cuando sea tu momento de volver a la carga sea x pleno convencimiento y q seas feliz en la batalla (nose si me explicó bien jajajaja ),pero q te nota positiva y q no paras y eso es buenísimo!un saludo y un abrazó

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Hola. nadie mejor que tu conocerá de nuevo el mejor momento. Seguro que la meditación y acupuntura te resultará muy gratificante. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  4. A mi lo que mejor me vino en mi vida fue la psicoterapia. Y mira que también hice relajación y acupuntura. A mi, los cursos de meditación me estresaban xDDD. No era algo que me gustara y la acupuntura ya ni te cuento! Madre mía, que estrés cada vez que me anticipaba a un pinchazo!! :_____(

    Suerte en esta etapa :)

    ResponderEliminar

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow