Espinita clavada

9:05

Eso es lo que representa para mi la maternidad; mi asignatura pendiente, eso sin lo cual una puede seguir viva en este mundo pero cuando asoma la cabeza por algún rincón te provoca un dolor en lo más profundo del alma que no sabría describir.
He logrado, tras muuuchos meses, poder olvidarme muuuy de vez en cuando que soy infértil, que hemos pasado por tres malos momentos que nos han cambiado la forma de ver las cosas para sieeempre, que mi YO de ahora está a años luz de quien solía ser.
 
Vuelvo a reír, a disfrutar de las pequeñas cosas, a ser feliz... pero siento que en mi vida falta algo, un algo que condiciona tooodo lo anterior hasta tal punto que, cuando soy consciente, me hace ver cuánto necesito poder alcanzar nuestra meta y cómo me va consumiendo poquito a poco, cual mal feo, esta situación que va para los 2 años, ¡2 aaaños!
 
Una fecha señalada en nuestro calendario "negro", pues no por ser masocas sino porque hay momentos que te marcan y son imposibles de olvidar, la noticia del embarazo de algún allegado, un nacimiento entre amistades o familiares, incluso una noticia en la prensa rosa... el monstruo de ojos verdes, dícese también envidia, hará acto de presencia del bracito de Dña. Infelicidad, ¡qué buena pareja y mala compañía a su vez!
Llevo meses pensando en si soy mala persona por experimentar, aún ahora que me siento mejor, ciertos sentimientos, en si debo haber sido o muuuy mala o demasiado afortunada en otra vida, si es que esa opción existe, en qué mal he hecho en mi vida actual para merecer tal castigo o penitencia. Soy imperfecta, lo asumo, pero ¿a caso soy tan mala como para que se me niegue la maternidad?
 
En ocasiones pienso que quizá no formará parte de lo que me depara la vida y debo mentalizarme en ir renunciando a ello, pero hay algo en mi, quizá el dolor de esa "espinita" de la que os hablo, que me revela ante tal situación y no me permite abandonar la batalla hasta haber quemado hasta el último cartucho.
Pero toda guerra tiene sus daños y bajas colaterales, esa mancha negra que sieeempre estará ahí a pesar de salir victoriosos, y temo que este proceso se pase factura en mi salud, física y/o mental, en mi matrimonio, a pesar de sentir que estamos más unidos que nunca, o en mi entorno.
 
Esta semana una de mis amigas de toda la vida ha sido mamá, y me alegro muchíiisimo por ella, pero recibir la foto de su bebé envuelto en el arrullo que le hice yo misma hace unos meses me ha descolocado: por un lado me he emocionado de verle con algo que hice con todo mi amor para ellos, por otro he pensado "¿cuándo un arrullo hecho por mi podrá envolver amorosamente a un/a hij@ mí@?"
Y es que hoy, día de Todos los Santos, me acuerdo aún más de quienes ya no están entre nosotros pero también de 3 estrellitas que no llegué a conocer, una sé que hubiese sido nena, y que a pesar de su pronta despedida han marcado un antes y un después en nuestra vida.
Por mis bebés estrella

You Might Also Like

2 comentarios

  1. Yo también miro al cielo y a veces alguna constelación caprichosa me hace ver a mis tres estrellas...creo que están junto a las tuyas sabes? Y creo también que hoy se han conocido y se han puesto de acuerdo y han hablado con gente influyente de ahí arriba. Esta gente no es que esté ocupada en fastidiarnos, lo que pasa es que tienen tanto trabajo ayudando a tanta gente que se han olvidado estos dos años de nosotros. Pero hoy, nuestros seis angelitos se han puesto elegantes y han ido todo decididos y se han plantando allí y han dicho que no se movían hasta que les atendieran. ¿Cómo iban a negarse a la dulzura y labia de nuestras estrellitas? (Que lo han heredado de sus madres todo hay que decirlo)
    Se han reunido y han decidido que no es justo que suframos tanto y les han dicho que el año que viene seremos felices porque vamos a tener a nuestros hijitos con nosotras,que bueno algo nos dolerá porque el parto claro, eso es lo que toca. Nuestros maridos los abrazarán y verán compensado el sufrumiento vivido. Y crecerán y nos preocuparán más que cuando no habían nacido pero nosotras estaremos encantandas de ayudarles en todo.
    Ah! Y nuestras seis estrellitas las han nombrado nuestros ángeles particulares de la guarda, para que estén con nosotros y nuestros futuros hijitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por tus palabras! Espero que no me tengan por egoista, pues en el mundo hay cosas millooones de veces peor que lo mío, pero ¿cómo puedo ayudar a que el mundo sea mejor si antes no estoy bien conmigo misma? Espero que nuestras estrellitas, sabiendo lo deseadas que eran, medien por nosotros, ejerzan su influencia -que no la mía que es más bien nula- y nos permitan alcanzar nuestro sueño.
      Parece mentira que se pueda querer, y te marque tanto, algo que a penas empezaba en tu ser; parece mentira como anula todo egoismo, como ya no haces por ti sino para esa estrellita... Creo que no hay prueba de amor más grande, ya hemos demostrado que somos unas guerreras peleonas, ahora necesitamos que nos den la oportunidad para que no solamente aflore esta faceta sino también aquella capaz de dar amor incondicional y a raudales.
      Un besazo enooorme para ti, Hanasol, y deseo que 2015 sea el año del "ante y del después", aunque haya cosas que siempre estarán en lo más profundo de nuestro ser.

      Eliminar

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow