Pupurri emocional

12:35

Esta semana pasada ha sido un poquito más montaña rusa, emocionalmente hablando, de lo que recién me había acostumbrado, quizá por la visita de Andrés el de cada mes y su alegre pandilla de hormonas alteradas.
Supongo que de ahí a tener sueños raros de narices, de aquellos con los que Freud se recrearía a gusto, porque ahora hacía ya tiempo que no soñaba así; mi cuñada, psicóloga, me analizo uno de los últimos y dijo, a parte que tengo una forma de soñar muuuy metafórica (soy rara hasta pa'eso), que era un claro reflejo de nuestra situación.
 
Por un lado supe que una conocida espera su segundo hijo, y si bien me alegré por ellos (es la chica a quien regalé la ECO 4D de la que hablé en una de las últimas entradas) me hizo darme cuenta de cómo de distintos han sido estos dos últimos años para ambas:
ELLA perdió un bebé pero ya tiene a su nena de 1 añito en brazos y un segundo bebé en camino (está de 12 semanas).
YO he pasado por 3 abortos y mi vida sigue con un grandísimo interrogante ¿POR QUÉ? y muuuchas hipótesis que los médicos mútuamente se pisan y rechazan.
 
Por otro, una amiga de toooda la vida está a punto de salir de cuentas, si no esta semana la próxima, y aunque también me alegre por ella me apena pensar que nosotros ya hubiéramos podido vivir ese momento que se les viene encima de haber ido las cosas de otra manera.
 
En estos momentos no puedo evitar ver la maternidad como algo que nuuunca podremos alcanzar, que nuestro sino es ser dos y con nosotros empiece y acabe nuestra familia. No ayuda mucho pensar que hemos finalizado un proceso de pruebas donde se ha mirado todo lo mirable y su resultado ha sido: NO TENEMOS NPI...
Quizá mi estado sería más bien apenada, he vuelto a llorar por todo esto después de meses, porque aunque si no hay más nos tendremos que resignar es duro pensar en ello. Me siento como si tuviera una espinita clavada en el corazón con la que puedo llegar a vivir y ser feliz pero que depende que "gesto" haga pincha y me recuerda demasiadas malas cosas (vividas, sentidas, privadas...).
 
Incompleta, también es otra palabra que me viene como anillo al dedo, porque siento que en nuestra vida falta algo, y no es amor conyugal ni familiar pues en eso me siento una privilegiada, y no veo la forma de alcanzar la meta ya que no me han dicho qué necesito con exactitud para lograrlo.
Como véis hoy estoy que lo peto... y no me gusta estar así, pero no puedo hacer como que no veo lo que pasa a mi alrededor. Sé que se puede ser feliz aún recorriendo nuestro camino, que motivos puedo encontrar fácilmente, y que las cosas no son ni buenas ni malas, simplemente son, solamente dependerán de cómo se las tome un@ (filosofía taoísta pura y dura).

Pero no pretendo engañar a nadie, tenía unas expectativas de mi vida que no se han acabado de cumplir, por el momento o para siempre; ¡frustración! Esto también sobrevuela mi mente.
Así pues, ni un sentimiento bueno y muuucho miedo por delante de pensar que podemos volver a empezar la búsqueda en breve y lo que la va a regir es la más pura incertidumbre, ¡y qué mala es!
No soy una persona que fácilmente se deje llevar por la situación, sea la que sea, a pesar de haber aprendido, a base de tortas, que no controlo ni una milésima parte de lo que creía. Ahora no me/nos queda otra, y poner toooda nuestra voluntad, esmero, calma y paciencia, pero ¿cómo puedo combatir una ansiedad que ya empieza a estar latente? Ante todo soy humana, humana y trasquilada... ¿cómo no voy a sufrir? Por mi, por que todo vaya bien...

A estas alturas ya solamente me puedo encomendar a "los de arriba", como yo les suelo llamar. No me siento como cuando fuímos a por el tercer embarazo, entonces estaba convencida que habían encontrado el qué y que las cosas solamente podían ir bien; ahora sé que pueden volver a ir como el c*** perfectamente... ¿Esperanzas? Ni pocas ni muchas, desesperanzada por volver a coger el bastón y dar palos de ciego.
 
Ahora más que nunca quiero calma en mi vida, no quiero tan siquiera energía positiva sino tenerla equilibrada para sobrellevar lo que se nos eche encima lo mejor posible.
¿Lo bueno? Que por fin mis aguas están calmadas y veo las cosas que hay en el fondo con claridad y, por encima de todo, que tengo al mejor compañero de viaje que podía tener (¡y unas familias que valen un imperio y van a estar a nuestro lado!)
 

You Might Also Like

6 comentarios

  1. Uff si...lo petas hoy si :(

    No puedo ponerme en tu pellejo con lo de las perdidas y el miedo a que se repita, el no saber como solucionarme, el desgaste en pruebas con su consiguiente chasco por no encontrar soluciones, la perdida de esperanza, yesa incertidumbre de si esta vez ira bien....pero puedo hacerme una idea desde mi alma de infertil.

    Asi que solo puedo mandarte un achuchon virtual de esos q no te gustan ni a ti ni a mi pero que de vez cuando doy y oye, que reconfortan, y oye, que no me desgradan. Y mandarte animos, todos los del mundo mundial!!

    Yo voy a estar aqui mientras sigas escribiendo!! Y no pienso dejar que te resignes, ni tires la toalla, ni te coma la desesperanza ni el miedo.

    Lo conseguiras, tendras un embarazo completo y un bebe sano. Y yo lo veré. Que si!! Que ya veras que si!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Aiiish!!!
      ¡Lo que se agradece ese no-achuchón!
      Otro de vuelta con dosis extra de ánimos para lo tuyo :***

      Eliminar
  2. Creo que hoy somos más de una que nos sentimos un poco así...

    Como dice Bea, yo tampoco puedo opinar sobre las pérdidas... ni siquiera se si un óvulo mío (en caso de que aún haya) y un bichito de mi marido pueden hacer un buen embrión... aún voy más atrasada que vosotras, pero la incertidumbre, ese sentimiento de vacío... lo conozco y es desalentador.

    Un besazo muy fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es asqueroso sentirse así! El problema es que no lo controlamos y realmente tenemos motivos para estar así...¡o peor! Pero parece que estamos obligadas a echar pá'lante y poner siempre la mejor de nuestras sonrisas...¡y lo que cansa!
      Un beso enooorme para ti, que lo tuyo tienes también (para que luego digan que la naturaleza es lista...¡y un cuerno!)

      Eliminar
  3. Yo podría haber escrito tu post. Una a una cada palabra...me siento igual de bien y de mal...creo que estoy en derecho a decirte y no por cumplido, que no estás sola. Sigue escribiendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Muchísimas gracias por tus palabras! Soy un cojo enseñando a correr... intento contar las cosas para ayudar a la gente que pase por lo mismo y aún tengo muuucho por arreglar conmigo misma, pero por suerte aún quedan días que nos sacan las mejores de nuestras sonrisas.
      ¡Mil gracias por dedicar (tooodas vosotras) parte de vuestro valioso tiempo en leer este muro de las lamentaciones! Ojalá tengamos un final feliz para todas y cada una de nuestras (des)aventuras.
      :***

      Eliminar

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow