¡Mímate!

8:00

Así de claro se lo digo a cualquier infértil -sea por la causa que sea- que lea este blog.
Por desgracia sé, por experiencia propia, lo que es entrar en estado de "larva" y desconectar de ¡TO-DO!, no querer salir de casa, convertirse en un ser antisocial, que no apetezca hacer ni aquello que más te gusta en el mundo y, además, desatender tu persona, y no me refiero a higiene pero sí a no querer arreglarse, ponerse guapa, ir a la "pelu", etc.
No quisiera llamarlo depresión, pues son palabras mayores y una etiqueta a menudo muy mal usada, pero sí estado depresivo, y debemos poner todo de nuestra parte para salir de el, inclusive pedir ayuda psicológica si es necesario.
 
¿Por qué os vengo con estas? No se trata de ser superficial, ni tan siquiera de querer enmascarar el dolor del alma, pero todo el proceso por el que se pasa debido a la infertilidad hace mella en nosotras, de una forma u otra, y cuando lo pasas mal verse decrépita cada vez que te miras al espejo...¡pues como que no ayuda mucho que digamos!
 
Ahora os hablo de mi; tras 25 meses de problemas, estrés, nervios, falta de salud y demás el balance físico personal ha sido:

- 12 kg menos que cuando empecé (algunos sobraban, otros han sido un bonus track) → alguna chichilla que otra ha quedado fofilla...

- Canas...¡¡¡muuuchas canas!!! → aunque el factor genético y la edad influyan aquí ha habido un "alzamiento masivo" de pelos blancos...

- "Líneas de expresión" más marcadas (y quien las llame arrugas le arreo un sopapo...¿queda claro?) → desatender la hidratación de mi piel de mala manera y la predisposición en ciertas zonas no han jugado a mi favor.

- Caída del cabello a punta pala → pero no de canas... y es que por culpa del 3r aborto, y la anemia galopante que me quedó, en mi casa pierdo más pelo yo que la perra y el conejo juntos...

- Sequedad de la piel → porque beber agua es clave pero hidratar desde fuera, si tienes piel de lagartija como yo, es absolutamente necesario.

- Manchas faciales por las hormonas → por poco que duraran los 3 embarazos las hormonas estaban disparadísimas y causaron estragos con mi pobre cutis.
 
De acuerdo, nada de lo expuesto es grave o mortal -sigo dentro de mi IMC correcto- pero os confieso que estos efectos me hacen ver lo mal que lo hemos estado pasando y que nos hemos comido poco más de 2 años de nuestras vidas.
Como no quiero acabar, a parte de infértil, hecha unos zorros, pues llevo unos meses OBLIGÁNDOME ha seguir un protocolo de cuidado personal, mal que me reviente o ande más arrastrada que un gusano.
 
¿Mis básicos imprescindibles?
- Leche y tónico (o, quien lo prefiera, agua y jabón neutró o de coco)
- Tiras para los puntos negros (una vez por semana, uso de la casa Pond's pero supongo que habrá más firmas)
- Mascarilla de arcilla (también una vez por semana, y ¡lo que mola! Os lo recomiendo muuuy mucho)
- Contorno de ojos (las arruguillas del sufrimiento y las mirades asesinas acumuladas por 2 años)
- Calmante de ojos (pues eso, para deshinchar las bolsas y demás, aunque tampoco veo que sea la panacea)
- Crema hidratante con SPF (que una es muy blanca y la piel la tiene más seca que un pergamino, así que cada mañana toca darse cremita)
- Sérum reparador (para la noche, que trabaje un poco el sérum e intente obrar algún milagro con mi piel)
- Sérum antimanchas (ya era propensa pero los cambios hormonales ocasionados por 3 embarazos hacen pupa y una cosa es tener una carita pecosa mona y la otra ser prima hermana de un dálmata)
 
Además os digo, no creo para nada en el refrán aquel que dice "aunque la mona se vista de seda, mona se queda", con lo cual servidora ha creado un neceser de "chapa y pintura" para tener a mano, CADA DÍA, unos básicos de maquillaje y no parecer un alma en pena o "La novia cadáver".
Este es mi "bolsillo mágico" a lo Doraemon, ¿a que es mono?
 

You Might Also Like

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow