Breve historia de un 4° embarazo y aborto

12:05

Esta entrada hubiese querido postearla el mismo día que cumplía la falta porque pocos días antes ya salió el TE positivo, pero hubo varias razones que me echaron pa'trás :
 
- Bedabita, una persona del mundo 2.0 a quien tengo muuucho cariño, no estaba pasando su mejor momento. Las 2 teníamos el mismo día de betaconfirmación pero días antes empezó a perder hasta el punto de sucumbir a los TE y obtener un negativo por respuesta. Por desgracia ella, por privado, ya sabía que a mi me había salido un casi positivo en ese momento, y la verdad es que me supo mal porque sé lo que es la sensación de "a todos a mi alrededor les va bien y avanzan y yo sigo en el mismo punto o más atrás" y, aunque no me creáis, yo quería un positivo, claro que sí, pero de ser solamente una de las 2 hubiese preferido ella, por muuuchas razones, entre ellas porque Bedabita sí que sería feliz de verdad con el "+" y lo viviría como es debido, cosa que no se puede decir de mi.
 
- Mama ingeniera, otra solete bloguera, estaba recién salida de un aborto bioquímico un tanto tortuoso ¡Qué me cuenten a mi cómo te quedas tras un palo de estos! Aunque cuando las cosas van mal puedas alegrarte por quien logra algo después de haber pasado las de Caín, no deja de ser una sensación agridulce.
 
- Sentía vergüenza de, tras una entrada donde rayaba al personal por haber obtenido un negativo antes de la falta, anunciar un positivo. Me leo y parezco bipolar, infértil pero bipolar. Y si le sumamos que el positivo ha pasado sin pena ni gloria, sin festejos, brindis, fotos o alegría... ¡más de una, y de dos, me escupirían a la cara! Por eso, aprovecho ahora para pedir que no me mal interpretéis: un positivo es un graaan hito, muuuchas historias que he conocido estos últimos meses me lo han hecho ver así, pero por mis experiencias anteriores sé, de buena tinta, que esto solamente es la punta del iceberg, un gran paso pero no el único, y que hay muuuchas más batallas que librar en un embarazo más allá de lograrlo en sí.
 
- Creo que tengo espías. Sí, mi cuñada y mi madre; la primera seguro, la segunda me lo huelo. Así que, queriendo mantener el secreto tooodo el tiempo posible para evitar agobios innecesarios por parte de la familia (de algunos miembros, que no todos) he tenido que posponer la entrada hasta ahora. La entrada del Clearblue y sus tripas me fue que ni pintada para intentar desviar su atención, a parte de enseñaros lo que me dijo el TE unos días antes de cumplir y que, finalmente, fue todo lo contrario ¡sí que estaba embarazada!
 
Y dicho esto, MI POSITIVO.
¿Por qué lo cuento ahora? Porque las últimas circunstancias nos han obligado a dar parte a las respectivas familias, así que parece que mi sino es no poder llegar a decir nunca las cosas como lo haría una embarazada cualquiera, aunque a estas alturas NUNCA LO SERÉ. ¡Ya no importa que haya o no espías!
Ya os he ido contando lo acontecido, aunque no todo, pero antes hay que empezar por el principio, por el conocimiento del nuevo embarazo.
 
Ya sabíais que andaba como una loca con los TE al cabo de una semanita y poco de la fecha de ovulación. Obviamente hay que ser realista, el cuerpo requiere de sus tiempos fisiológicos y era poco más que imposible obtener señal alguna de embarazo en esos días, pero será la condición humana, o seré yo, que nos hace verificar las cosas por nosotros mismos.
El día 13/1 hice el enésimo TE y, tras un breve lapsus de tiempo, volvió a salir en blanco; por alguna razón, aún no sé cual, lo guardé a diferencia de los anteriores que viajaban directos a la basura. ¿Casualidad? Ahora creo que es la "mano de alguien" que lleva tiempo riéndose en mi cara, pero vaya...
¿La relevancia de haber guardado este TE? Al día siguiente, 14/1, de buena mañana como los últimos días, iba dispuesta a hacer oootro pipitest pero siendo ya de los últimos que me quedaban pensé "¿merece la pena seguir gastando test estúpidament?". Así que me dió por mirar el TE del día anterior para certificar lo que ya sabía, que o no estaba embarazada o que era pronto aún a 4 días de la falta. ¡OH, SORPRESA! ¡¡¡La tira que el día anterior se había mostrado de blanco nuclear tras escasos 5 minutos de espera parecía mostrar una tímida franja rosada en la zona de test!!!
Ojiplática no, lo siguiente me quedé, ¿qué me había perdido? Con esta insinuación, ¡claro que iba a gastar el TE!
Esta vez aguardé un poquito más, no montando guardia como una loca, lo dejé reposando en un sitio seco y seguro y me puse manos a la obra con el desayuno, el aseo y demás. Aproximadamente 10 minutos después me planté de nuevo en el baño ¡y allí estaba! Un poooco más intensa que su predecesora. ¿Podría ser un falso positivo? No, en principio no, tratándose de un TE de alta sensibilidad lo dudaba mucho, y a 3-4 días de la falta entraba dentro de su capacidad de detección.
No hubo foto de ambos con el TE, no se descorchó champán o vino alguno, no hubo celebración... ¿cómo algo tan ansiado, una vez logrado, puede pasar con tanta pena?
 
Los siguientes dos días el color de la franja de test de los TE fue aumentando su intensidad, sin ser muuuy chillona pero lo suficiente para confirmar que, finalmente, sí que había un embarazo.
Ante tal evidencia tocó empezar con la enoxaparina, único medicamento que no había administrado aún, a pesar que el inmunólogo particular la pautó a partir del primer día postmenstruación. Esta vez la cosa fue mejor a pesar de mi pánico a las agujas, probablemente porque el encargado de pincharme era Mr. Costillo y yo ya no le montaba los numeritos de la última vez, y pinchar con calma y tranquilidad no es lo mismo que hacerlo a una chalada, histérica, llorona.
 
 
La esperanza que este embarazo fuese el bueno, a pesar de las reservas, duró poco:
 
19/1/15 --> Nos vamos a La Maternidad de urgencias por fuerte dolor en mis riñones que llevaba un par de días porculinizándome. Y cuando digo fuerte es F-U-E-R-T-E. Ecografia al canto, no se ve una m***** más allá del cuerpo lúteo y un endometrio de cerca de 10mm de grosor. Según FUR, y sobretodo fecha de ovulación, entraba dentro de lo esperado según las ginecólogas que nos atendieron. Descartaron infección de orina, dieron pauta analgèsica, dos palmaditas en la espalda y a correr majetes.
 
** Servidora quiere recalcar una cosa: perfecto que para el dolor se den pautas analgésicas, pero digo yo ¿y si antes nos preocupamos en saber de dónde procede el mal en vez de empezar una cruzada para enmascararlo? **
 
24/1/15 --> Oootra vez de urgencias. ¿Esta vez por qué? Porque ni en mis peores reglas he tenido dolores menstruales de tal índole. La madrugada del Viernes al Sábado me despierto por mal intenso en el abdomen quedándome en la cama más retorcida que un gusano moribundo. Mi marido tiene un examen y no quiero preocuparle, así que miro a ver qué tal evoluciona todo antes de asustar al personal. Nada, al mediodía nos vamos a la TEKNON para que en la pública no me pongan en la lista negra... ¡La peor visita de urgencias en muuucho tiempo! Pim, pam, pum, amenaza de aborto, para casita y no molestes. Parece que volvemos con las archiconocidas pérdidas hemáticas.
Toca hablar con la familia, ¡cómo no!, porque hay que tomar medidas al respecto. Lo único bueno es que parece haber un saco gestacional chiquitín, vacío por el momento, de unos 5mm, así que ya hemos ganado algo desde el Lunes.
 
25/1/15 --> A La Maternidad; los dolores van a peor, muuucho peor, y la privada ya me ha demostrado, aunque lo supiera, que va como va... Me visita un doctor que es un encanto, un cerebrito por lo que busqué a posteriori, que se toma todo el tiempo del mundo en "estudiarme" y me hace la mejor visita por un especialista en muuucho tiempo. Por dentro aparentemente está todo OK, no se ven restos de sangrado, no hay hematomas, el saco mide 6mm y ya nos comenta que es pronto para ver nada en su interior. Se toma interés por nuestro caso, viendo los antecedentes, y, a parte de hacerme una beta-HGCH de urgencias (que sale a 8.705 U/l), nos reprograma cita en el dispensario para 5 días y pide repetir analítica.
Los dolores en ningún momento desaparecen, simplemente me resigno a pasarlos como buenamente pueda.
 
26/1/15 --> Dolooor y más dolooor, que a la noche de este día va a peor, hasta el punto de no tenerlas todas conmigo. He trabajado porque nadie me ha dicho lo contrario y mi faena no implica riesgo por exceso, sobreesfuerzo o similar. Limito la ingesta de paracetamol porque sigo sin saber el motivo de tanto dolor, y si hay algo no quiero enmascararlo.
 
27/1/15 --> Acabo de trabajar en mi consulta, faena de poco requerimiento físico pues trabajo con el pompis pegado a una silla la mayor parte del tiempo, y limpiándome después de ir al servicio me encuentro con todo de sangre bieeen roja en el papel y que va a más. ¡Estoy tomando anticoagulantes por partida doble! ¿Ahora qué leches pasa si dos días antes estaba todo OK?
¿Dónde vaaamos? ¡Bingo! En La Maternidad ya me empiezan a conocer, de aquí al pase VIP ya queda menos. La mujer de admisiones flipa al verme, el personal de después también.
Me atienden pensando que soy la hipocondríaca prototipo de sus libros de Psiquiatría; les cambia la cara cuando la MIR enchufa el ecógrafo y ve lo más parecido a un Picaso uterino que no es capaz de interpretar viéndose obligada a recurrir a su superiora; ésta mira, busca, rebusca, parece acabar encontrando lo que debe ser el saco gestacional (ahora de 8-9mm) pero vamos, que sin verse nada dentro aún, aunque por un momento parece visualizarse una imagen tintineante que podría ser un embriocardio: no se escucha nada, ni tan siquiera consta en el informe que se vea embrión ni vesícula vitelina.
La ginecóloga jefe nos viene a decir que hay una especie de mega hematoma, formado en 36h como mucho, que está provocando todo el desaguisado. La imagen ecográfica es lo suficientemente fea como para que haga constar en el informe, tal cual, literal, "MAL PRONÓSTICO". Deja claro que no merece la pena reposo alguno y nos pide mantener la visita que tenemos para el Jueves (de la que ya os he hablado aquí).
 
Y el resto ya lo sabéis.
 
Ahora, desde mi reclusión en casa aún-no-sé-porqué en pseudoreposo, cumpliendo hoy 6 semanas desde la ovulación, lo único que me queda es rogar para que mi persona salga lo mejor parada de este 4º aborto, que puedan hacer la dichosa biopsia corial el Jueves y que, sí o sí, salga que ha sido un problema genético por segunda vez confirmada, porque de salir que el embrión estaba perfecto me hunden en la miseria.
¿Que mis óvulos son malos? Pues me voy a donante, ¡si es que ya me da igual todo! ¿Que es cosa de mi marido? Por lo menos sabremos que la FIV con MACs y demás podrá ser de ayuda...
Estar en vía muerta se me da fatal; busco, miro, planifico, pero no sé a qué tendremos que atenernos, así que por ahora lo que pueda encontrar es en vano.
Los dolores han menguado, que no desaparecido, ¡la madre que me trajo! (aunque no tiene culpa alguna), las pérdidas parece que se han quedado en manchurrofios color cafè, y a mi la casa se me queda pequeña porque lo que estoy haciendo no nos lleva a ninguna parte y mi cabeza no para de pensar.

You Might Also Like

13 comentarios

  1. Mucho animo Esther, eres una jabata!
    Exacto si es cosa de los embris afortunadamente la solución seria "sencilla", y por fín podrías avanzar!

    Te deseo todas las respuestas que necesitas y millones de fuerza y animo.

    Aki estamos contigo wapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Todas somos unas luchadoras natas a estas alturas ♡!
      El problema es que si ni los mejores deportistas, aquellos de elite, pueden mantener un rendimiento del 100% ¿de dónde se supone que nosotras debemos sacar las fuerzas para no mandarlo todo al carajo?
      Ojalá se cumplan tus palabras y, para empezar, podamos obtener respuestas, certezas, verdades que nos lleven de una vez por todas por el camino correcto.
      Un beso enorme y mil gracias por tus palabras.

      Eliminar
  2. Ay ester si es que vaya pesadilla joder!! Animo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este año pa' Carnaval me disfrazo de "La Loca de Urgencias" porque vamos... aunque no sé si con bata de esas abiertas por detrás o camisa de fuerza directamente.
      U.U

      Eliminar
  3. Ufff Ester... a ver si dan de una vez con lo que es para que podáis tomar el camino adecuado.

    Lo siento mucho, cariño :(

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por tus palabras!
      Espero que nos miren de una vez con otros ojos y dejen la "Teoría de la mala suerte" aparcada, porque sino arderá Troya con unos cuantos especialistas dentro.

      Eliminar
  4. Mucho ánimo... Vaya días más horribles... Ojalá encuentren el problema porque es una pesadilla no saber contra qué luchar.

    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho ¡no sé contra qué tenemos que pelear! Y eso genera mucha angustia, pero ¡¿Qué te voy a contar?!
      Ahora necesito finalizar este capítulo e intentar sacar algo de provecho de él y luego mover hilos con nuevos especialistas aunque tengamos que recorrer media geografía española (entre ellos J. Crespo)

      Eliminar
  5. Qué duro todo lo que cuentas, cariño...ha tenido que ser tan duro.

    En ningún momento me he sentido dolida por tu positivo, ni por tu locura con los TE (que todas hemos tenido, y quien diga que no MIENTE).
    Deseas ser madre tanto como nosotras y cada una tenemos nuestro sanmartín.
    Ahora esperemos que el jueves te hagan esa biopsia y te digan lo que quieres oir, una respuesta en la que enfocaros a partir de ahora.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Y en todo esto tienes tiempo de pensar en tus compis del avión ... eres una todoterreno.

    Espero que obtengais respuestas el próximo día y si no, pues no te preocupes por recorrer media España (yo estoy a 7 h en coche) . Lo más largo del camino ya está recorrido. Ya verás como la próxima ya es un viaje mucho más corto y con respuestas. Merece la pena intentarlo de otra manera, pero no por los hijos que seguro tendrás si no porque ya no mereces sufrir así. Seguir intentando con palos de ciego...yo me planté un aborto antes...quizás por miedo...tu eres más valiente. Así que lo que te queda hasta conseguirlo seguro que lo afrontas con ganas y entereza. Gemela de desdichas...a por ello que lo vas a conseguir.

    ResponderEliminar
  7. Mucho ánimo, guapa, ha debido ser un trago horroroso, a ver si la biopsia corial revela algo y sabéis a qué os enfrentais! Un abrazo y mucha fuerza!!

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Es el anticoagulante, a mi me paso el sangrado para la semana 6 aunque sin dolores, tenia un hematoma y al final se descubrió que fue a causa del anticoagulante, lo suspendí y el hematoma se fue reabsorbiendo hasta desaparecer, y el sangrado fue parando poco a poco, aparte me ayudaron mucho unas inyecciones de cuerpo amarillo fuerte, me ponía una diaria hasta que paro el sangrado, el sangrado que tuve en la semana 6 comenzó rosado y fue empeorando hasta ser rojo rojo como regla y me duro como 4 días, después ya era una mezcla de marrón con rojo, en total dure 5 semanas con reposo manchados y sangrado y hoy tengo ya mis benditas 19 semanas. Y sin problemas gracias a Dios, así que animo, suspende la enoxaparina, a mi muchos médicos en reproducción me dijeron que no la suspendiera, pero al final me encontré con uno que hayo el problema y me hizo suspenderla, animoo

    ResponderEliminar

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow