Perdidos

15:23


Y para ello no hace falta que tu avión se estrelle en ninguna isla desértica, pasen cosas raras y salgan monstruos "vaporosos"; sí, estoy citando la serie con idéntico nombre que mi entrada.
Quizá porque llevábamos días como locos con médicos para arriba y para abajo, porque sentimos que estamos estancados en un punto muerto o porque pocos frentes quedan por mirar que ahora, 4 semanas después de saber que estaba embarazada por 4a vez, nos sentimos sin rumbo, peor que al principio porque el camino que entoces debíamos recorrer ya lo tenemos hecho
Cada cual, mi marido y yo, lo llevamos a nuestra manera: él agobiado, yo con ganas de encontrarme bien para luego seguir batallando.

¡Y que conste que no he parado estos días! Quizá más adelante os lo pueda contar, de momento no me es posible, pero decir que a veces las medidas desesperadas pueden ser más productivas de lo que una pueda creer, por lo menos no caen en saco roto, que ya es mucho, y psicológicamente actuan de "salvavidas".
Aún así, habiendo echado nuevas redes para ver algo de luz en nuestro camino, me siento mal otra vez, solamente aliviándome el hecho de pensar "suerte que no volvimos a buscar el embarazo en Navidades" o "teníamos claro que íbamos a hacer un último intento natural y si no íbamos a FIV". Sí, casi se puede decir que buscamos el embarazo con el plan B sobre la mesa, pero también con esa ingénua esperanza de no tener que llegar a recurrir nuuunca a él, ¡qué equivocados!

Me gustaría gritarle al mundo "¡¡¡Párate de una vez!!!" y poder, con calma, asimilar las cosas, tomar consciencia de nuestra situación, intentar saber hasta qué punto quiero o no las cosas para seguir batallando. Pero el mundo no se detiene ni por nada ni por nadie, y ayer te dicen que tu embarazo no lleva a ninguna parte y hoy tienes que ir a trabajar con la mejor de tus sonrisas, escuchar las historias ajenas aparentando que te interesan (¡y un cueeerno!), preocuparte por los aspectos laborales cuando en estos momentos tu trabajo, y con perdón, te la trae floja, etc. A mi marido siempre le he dicho que si mi vida fuera televisada me darían un Óscar a la mejor intérprete.
Por si nuestra doble pérdida personal (la gestacional y la psicológica en lo personal) no fuera suficiente ahora empiezan los mantras, las opiniones repetitivas a modo de órden de los que creen desde fuera saber mejor que tú mismo lo que necesitas y solamente te lian más:

- "Ahora tomaros un tiempo" → a ver... el que manden los doctores, y poco más, pero olvidarsus que dejemos otro año entre medio como la última vez porque me niego a alargar la situación mucho más tiempo. Y esto es compartido con mi marido.

- "Aún sois jóvenes, no os preocupéis que ya saldrá bien" → ¡la Virgen! El cuento de nuestra "juventud" no es eterno muy señores míos, además ¿y si no quiero ser una madre más mayor qué? Por no hablar de los intentos necesarios, y consiguiente desgaste y pérdida de tiempo, hasta que llegase el bueno.

- "...y si no es de Dios pues vivís la vida y os lo pasáis bien los dos como pareja" → Vamos a ver...a) Dios a estas alturas que se esconda porque el día que yo "suba" él baja a guantazo limpio, b) evidentemente que es una opción pero ahora no me sirve para nada como ánimo por muuucho que quiera a mi marido.

Cuanto derroche de "positivismo" en esta entrada, ¿verdad? Lo siento, soy tóxica, lo más parecido a un dementor  de los que salen en HARRY POTTER, pero no puedo evitar pensar que mi vida, en varios aspectos, es una sucesión de malas decisiones.

You Might Also Like

1 comentarios

  1. Si que eres friki si!!

    La gente habla porque tiene boca!! Tu haz lo que quieras o puedas. El ritmo te lo marcas tu, vosotros sois quienes sabeis que hacer y como y cuando.

    Me acuerdo mucho de ti, hermana de otros padres!! Animo!

    ResponderEliminar

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow