Planificación semanal

10:47

¿Qué tal ha ido vuestra semana Santa? Por estos lares hoy aún es festivo así que, como podréis imaginar, andamos apurando al máximo las últimas horas de este minibreak laboral, aunque empezar la semana con una festividad sieeempre es un aliciente.
Estos próximos días, en principio, se presentan bastaaante tranquilos médicamente hablando: Martes analítica y mail a la ginecóloga de la mutua y el Miércoles acupuntora, final de la historia a fecha de hoy Lunes 6 de Abril a las 10:02h de la mañana.
 
Lo que quizá me preocupa más es el control en sangre para la HGCH de mañana; según me dijo Dra. Alpaca cuando la llamé hará una semana, creo, estaba a 40, que si bien es poquito también es cierto que debiera de ser casi 0 tras algo más de un mes después del legrado, como nos confirmó la ginecóloga privada el Lunes pasado. Comprenderéis que tenga miedo a que no haya bajado ese valor, o incluso pueda haber subido o no bajado lo suficiente, y más aún cuando estoy acompañada por unas molestias que arrastro desde hace semanas a nivel del útero y zona lumbosacra. La parte buena es que la ginecóloga hace 7 días ya me dijo que no veía nada preocupante en mis entrañas más allá de muy posiblemente algunos pocos restos del legrado que fueran los que ocasionaran minicontracciones uterinas o, lo que es lo mismo, mis molestias.
De todas formas, el seguimiento, sea o no algo grave, hay que hacerlo, hay que vigilar que todo vuelva a su estado normal progresivamente, sino tocará repetir legrado... yuhuu (modo irónico ON).
No me quiero anticipar a los hechos, mañana ya se verá.
 
Por otro lado, el Miércoles al mediodía tengo cita con Dra. Pinchos 2; me va bien, o eso creo, así que por el momento acordé con ella seguir yendo cada semana. Mis desajustes hormonales me están pasando factura a unos cuantos niveles: desde las mencionadas molestias hasta hinchazón en las piernas, por encima de lo habitual en mi, pasando por cambios de humor como para darse de golpes contra la pared o malestar general difuso e impreciso. Ella dice que de la misma forma que soy "receptiva" para la acupuntura -aún mi reticencia inicial- los cambios estacionales, especialmente la Primavera, me alteran algo más. Y será que tiene razón porque no me encuentro igual los días que hace solecito que los nublados y bochornosos... pero, ¿y a quién no le afecta esto?
Soy consciente que esta terapia no será la clave para nuestro problema pero me ayuda a llevar la situación, aunque haya quien no crea en ello, y me alivia algunos de los síntomas o efectos secundarios, ¡que ya es muuucho!

Y así pinta nuestro panorama por el momento, que siendo yo sieeempre es susceptible a ser alterado y empeorar, pero no me quiero anticipar y preocuparme antes de tiempo, además, aunque la solución implique pasar por quirófano otra vez, tiene solución, ¿verdad? Ya estoy haaarta de vivir en la amargura, y sería de locos no preocuparse algo pero tengo que procurar hacerlo lo justo aunque cueste.
Cual corresponsal de guerra "seguiremos informando" pero de momento os dejo con la parte bonita de esta estación, en la que no todo son rinitis, alergias, dolores corporales o cambios de humor...

¡Feliz Lunes y mejor semana!
 

You Might Also Like

2 comentarios

  1. Hola: efectivamente no te pongas en lo peor antes de tiempo... lo mejor de la primavera es la luz y las flores aunque soy de las que sufre de alergias... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  2. siempre es bueno saber que algo se puede hacer, que hay una solucion, suerte!!!

    ResponderEliminar

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow