A todo se acostumbra una

9:44

¡Por lo menos eso parece! Y es que hoy tenemos jornada familiar, por parte de Mr. Costillo, con motivo de un 70° cumpleaños (juventud, divino tesoro...)

Recuerdo cuando empezamos con las miércoles de los abortos y se me venía el mundo encima a cada momento que me tocaba "cumplir" con ellos. No me mal interpretéis, los de su familia, salvo "la-que-no-debe-ser-nombrada", han sido siempre majísimos conmigo. Pero siendo mi marido el más pequeño de todos los primos, y va para los 33, os podéis imaginar que estos ya han ampliado de hace tiempo sus familias.
Hoy, sin ir más lejos, habrá como poco 8 niños, susceptible a ser, finalmente, 10-12. Bebés pocos, los más pequeños por suerte ya van para los 2 añitos, y el resto están en edades extremadamente plastas que más bien inhiben el instinto maternal.


Mi suegra, perdón, "la-que-no-debe-ser-nombrada" nuuunca ha sido capaz de entender que, en algunos momentos, ver niños era para mi como lanzarme a las vías del tren. Recuerdo una celebración, tras el segundo aborto, con servidora encerrada en una habitación, para no ser descubierta, y llorando a moco tendido porque se anunciaron, ya puestos, dos embarazos y vino un bebé de escasos 2 meses.
Salvando distancias, es como si mi a suegra, con alopecia parcial por tratamiento oncológico, la llevara a una feria de "supermelenas divinas de la vida", sabiendo como sé que es lo que más acomplejada la tiene y peor lleva. Pero ya he desistido de que sea capaz de empatizar con nuestra causa, no puedo ni quiero vivir amargada por gente así.


¿Puede haber anuncios de embarazo durante esta jornada? Máximo 2, pero eso ya no lo puedo ni controlar ni evitar. Qué le vamos a hacer... Felicidades por la parte que les corresponda, ¡suertud@s ell@s!
Probablemente, en algún momento se me acerquen las mujeres de sus primos o su prima y me pregunten como vamos; supieron de nuestra cuarta pérdida tras no acudir a un acto que se hacía en honor a mi suegro, cosa que, obviamente, les extrañó.
¿Qué les diré? Pues la verdad, la nuestra, no la que pueda ir contando otra gente, quitándole hierro a todo. Si me preguntan sabrán, sin lloros ni hundimientos, pero la gente debe darse cuenta que si estamos como estamos es por algo, de esto nadie se muere -a no ser que se trate de mi- pero te cambia, y mucho, este camino, y vosotras también lo sabéis, es muuuy duro y te consume hasta puntos insospechables.

Eso sí, tened por seguro que a los niños se van a acercar sus padres, porque a) no son mis hijos y b) ni me apetece ni nunca he sido niñera. Que den gracias que pueda convivir en "paz y harmonía" con ellos.

Deseadme suerte (:P)

You Might Also Like

1 comentarios

  1. Hola: mucha suerte y es normal que te sientas así... me pasaba lo mismo...

    ResponderEliminar

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow