I love October

23:17

Hoy, hace ya casi 24 horas porque una va siempre tarde, nunca y mal, hemos empezado nuevo mes. Un mes que viene acompañado por dos fechas clave, las fechas de las que espero sean mis dos últimas citas médicas antes de plantearnos nada de nuevo.
Desde los meses de Mayo y Julio, respectivamente, veía taaan sumamente lejos este momento; aún tenía que pasar todo un verano, una reentré a la rutina de Septiembre, una analítica que suponía que saldría bien aunque no fuese finalmente así (para mi gran sorpresa y alegría) y una eco que tenía que salir bien por narices pero que casi genera una nueva histeroscopia para horror mío.
Y todo esto ya pasó, así, sin más, y nos plantamos al décimo mes del año, a falta de 2 más, sin contar el recién entrenado para volveeer a cambiar de año.
¿Me lo parece sólo a mi o el tiempo, en verdad, corre que se las pela?
 
Seguro que leyéndome debéis pensar que tengo un perfil más cercano al de una abuela que anhela pasar las tardes en la sala de espera de su CAP a la caza y captura de algunas "pastis" que al de una chica joven que quiere ser madre... ¿a caso es normal desear que lleguen las citas a los médicos? Hombre, si se está en eso llamado "estado de buena esperanza" (en mi caso conocido como "Apocalispsis Now") pues supongo que sí, para saber que todo anda bien, que el/la churrumbel está perfecto y bla, bla, bla, pero si en nuestro caso son tan esperadas dichas visitas es para poder dar carpetazo a un montón de meses poco productivos y saber, de una vez por todas ¡¡¡qué debemos hacer esta vez!!!
 
Y me repito, ¿qué masoca os viene en mente que desée que le den vía libre para descoagularse? ¡¡¡Bingo!!!
Si es que tiene narices que no pudiendo atribuir nada, pero que naaada bueno, a estar embarazada, ande tachando los días del calendario hasta poder lograr el siguiente.
 
Hola, me llamo Ester, de pequeña tenía pánico a las agujas y me mareaba al ver sangre...
Quién me ha visto y quién me ve...

You Might Also Like

3 comentarios

  1. Hola Ester, yo me llamó X, de pequeña adoraba las agujas, ahora les tengo un miedo que casi me paralizan.

    En nada estas al lio!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Ester, yo me llamó X, de pequeña adoraba las agujas, ahora les tengo un miedo que casi me paralizan.

    En nada estas al lio!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Esther!!!
    Me gustaría compartir contigo mis andanzas
    Un saludo

    ResponderEliminar

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow