¿Quedar o no quedar?

8:00

Todo el mundo tiene sus propios problemas (laborales, de pareja, familiares, etc) pero eso no quita que no se pueda quedar con las amistades para pasar -supuestamente- un rato agradable y desconectar de todo.
En nuestro caso, desde hace más de tres años, aunque sobretodo los dos últimos, las relaciones sociales se han vuelto algo conflictivas, por lo menos por la parte que nos toca.

Os cuento.



Entre los respectivos círculos de amistades se encuentran estos 3 tipos de perfiles:
- Pareja con hijo/s.
- Parejas felizmente "embarazadas".
- Parejas sin hijos y con menos ganas aún de tenerlos.

Y luego... luego estamos nosotros, pareja sin hijos batallando por ser padres, y entonces nos damos cuenta que en este perfil estamos solos, más solos que la una, pues si bien Amiga OP y su marido estuvieron dentro de esta categoría un tiempo, su caso fue más bien efímero y su compañía escasa.

Desde cualquiera de los tres perfiles citados nos llegan a menudo planes para quedar y es entonces, normalmente más por mi que por Mr. Costillo, que empieza la batería de "noes" y excusas/pretextos varios para evadir la cita.

¿Los motivos? Para cada uno tenemos nuestras razones.

Parejas con hijo/s
Quedar con estas parejas requiere, sí o sí, adaptarse totalmente a los tiempos de los niños, a sus limitaciones, a sus preferencias para así tenerlos entretenidos y los padres poder estar un poco más disponibles para interactuar contigo, etc. Y entiendo perfectamente que ellos se rijan por unos nuevos patrones, es normal, PERO servidora no tiene ganas de estar con niños, de hacer ver que lo que hacen me hace gracia -más bien ninguna- de presenciar pataletas o de que vengan a casa y los miniterroristas te desmonten el piso porque sus padres tienen unos pinreles que se los pisan. Si alguna lectora tiene hijos me verá como a una verdadera Grinch, puede ser, pero no me apetece hacer algo que quisiera hacer con mis propios retoños, aquellos que no llegan ni a patadas.

Pareja felizmente "embarazada"
Seguramente me habréis leído la mente; aquí englobaría a Amiga Coneja, en su momento, y ahora a Amiga OP. Es el grupo de “amistades” que me hace sentir peor pues, no nos engañemos, los anteriores, los con hijo/s, a veces llegan a actuar como verdaderos contraceptivos y desincentivadores de la natalidad. Los que se encuentran dentro de esta categoría, y nos tocan de cerca, creo que llevan puestas unas gafas de sol con un filtro rosa pasteloso que les vuelve medio atontolinaos, no por su felicidad e ilusión más que comprensibles sinó por las chuminadas que llegan a plantearse o preocuparles... Cuando te dicen “Tengo miedo de ser una mala madre” les daría dos tortas bien dadas y les soltaría “¿De verdad éste es tu mayor problema?” o “¿Te crees que esto realmente es un problema?”. Preocupación o problema es otra cosa; es que su bebé tuviese un problema, que ella tuviese alguna complicación,...
Así pues, entre esto que os he contado junto con sus batallitas ecográficas, de pataditas, de compras prenatales, de búsqueda de habitación para el bebé, etc, crean una onda expansiva que me lanza a kilómetros de ellos, sea por envidia, sea por mal cuerpo, sea por lo que sea. ¡VETADOS!

Pareja sin hijos y sin planes de tenerlos
Con estas parejas solemos quedar más los últimos meses, por lo obvio y porque además también tienen perro, aficiones comunes a nosotros, son un poco frikis,...
Si necesitamos evadirnos de verdad, olvidarnos de la realidad, reaprender a disfrutar de las cosas que antes hacíamos y hemos llegado a aborrecer, ¡ellos son los indicados!
Pero no todo es un camino de rosas, ya que os recuerdo que ellos NO QUIEREN HIJOS, y eso hace que, si bien preguntan por cómo andamos, no sean capaces de entender la frustración que representa para nosotros seguir siendo sólo dos en casa, que estemos dispuestos a hacer lo que haga falta para intentar llegar a la meta.

Su situación de pareja es el estado ideal, de disfrute máximo, de realización absoluta; yo quiero muchísimo a Mr. Costillo pero eso no suple al deseo de ser madre.

Así es que últimamente nos dedicamos a cultivar más la vida menos social y más en pareja, porque lo que nosotros compartimos nadie más lo puede comprender, por afín que sea su situación o empático que pueda llegar a ser. Vamos viendo a las amistades pero con cuentagotas...

You Might Also Like

3 comentarios

  1. Te entiendo perfectamente, es difícil encajar con ninguno de esos grupos cuando se está en vuestra situación. Pero seguro que esos planes en pareja son muy agradables y os sirven para estar aún más cerca el uno del otro.

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja aunq es serio me e reído en algunas partes.Esq yo cuando no tenía niños no los aguantaba....los veía como pequeños dictadores.ahora no esq me derrita pero he cambiado el modo de verlos.y esq lo q dices es normal,queda con quien te haga sentir mejor.creo q cuando son verdaderas amistades siempre las tendrás aunq en diferente etapas de la vida.ahora esas mamás o futuras te hacen daño indirectamente no ellas pero si su situación.es muy entendible q no te apetezca quedar.quizás ojalá algún día podrás mirarlas de otro modo y no significa q las mires mal ahora sino q ya no te hará daño ver y tener q aguantar pues eso q cuentas.eeeaa vaya brasa te dado.un saludo

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow