Revisión previa al 2° round

12:27

Hace dos Jueves por la tarde tuve visita con la ginecóloga de la mutua; bueno, exactamente con la que me ha llevado hasta ahora no, con una doctora de su equipo, pues ella no tenía cita hasta dentro de tropocientas semanas.


En principio la idea era llevarle sólo la ecografía de mamas que me hicieron hacía justo una semana, pero en vista de las molestias supuestamente hormonales, me planté con la idea que me valorara bien antes de volvernos a poner manos a la obra. 
Creía que no llegaba, y eso que salí con tiempo más que razonable, pero el metro decidió que un poco de adrenalina no estaría de más, vamos, para no perder los malos hábitos que siempre me han acompañado... no fuese a perder mi esencia estresada (y estresante).
Tocó esperar, pero ya iba mentalizada y así bajaba adrenalina y relajaba mis glándulas suprarrenales.
Lo más "ñé" (porque no sé como definirlo) fue encontrarme en medio de una salita de espera con 5 parejas embarazadas (y sé que todas lo estaban porque antes de ser visitadas pasaban por peso y tensión en una salita anexa).
En estos momentos, y muchas me entenderéis, no puedes evitar pensar si tras taaanto tiempo llegará el día que estés tú en su lugar. Cuesta evadirse de esos pensamientos tras tantas piedras en el camino.

Tras más de una hora, entré. La doctora me pareció muy maja, las cosas como son, a la par que resolutiva, algo necesario a estas alturas. Le expuse lo que había y estuvo de acuerdo en hacer un chequeo ginecológico general, dando prioridad al tema del bultito en el seno derecho.
Para no extenderme más os sintetizo el veredicto o diagnóstico:

- Que no saliera nada en la ecografía mamaria ya era concluyente pero podía certificar que a la palpación no se notaba nada. Eso sí, se notaba algo más el tejido glandular de lo que correspondería por fase del ciclo, siendo la supuesta causa el desajuste hormonal de la progesterona junto con la ¿primavera?.

- Útero y ovarios estaban perfectos. Lo único que podía causar mis pinchazos en dicha zona, las molestias en los riñones y el hinchazón molesto de barriga era la presencia de líquido libre en el fondo de saco de Douglas el cual provocaría una irritación peritoneal.
Dícese de otra forma: el fondo de saco de Douglas es una estructura anatómica, el nombre de un repliegue que forma el peritoneo o membrana que recubre las vísceras del abdomen, a nivel del útero y en el que parece haberse encontrado en la ecografía una pequeña cantidad de líquido libre. Dicho líquido podría corresponder a un posible pequeño derrame o salida de líquidos desde los ovarios (la mayoría de las veces podría tratarse simplemente del líquido que liberan los folículos del ovario cuando se abren para dar salida al óvulo durante la ovulación). 

Así pues, no teniendo nada mayor importancia que lo expuesto, la doctora nos dió vía libre de cara a volverlo a intentar este mes y me dejó algo más tranquila con todo esto, que ya es mucho.

You Might Also Like

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow