7 días...

8:30

1 semana, esto es lo que nos queda para volver a ver a Gustav@, quien, si todo ha ido bien hasta entonces, ya tendrá poco más de 12 semanas de gestación.
La próxima ecografía es, en condiciones normales, de las importantes, pero debo decir que para mi todas las hechas hasta ahora lo han sido, pues gracias a ellas hemos podido ir dando fe que el embarazo, por vez primera, era evolutivo. Realmente he sido una privilegiada de poder ver como semana tras semana pasaba de ser un pequeñísimo embrión habriéndose paso en la vida a una pequeña ranita con mucha marcha y energía. 

Ya me he resignado a que los temores me acompañen, de hecho cuando veo embarazadas a quienes ya se les nota la barriga aún me invade ese sentimiento de "¿y yo?" a lo que debo recordarme que esta vez, y hasta que me digan lo contrario, YO también estoy embarazada, aunque lo diga con la boca chiquita, como si por proclamarlo a los cuatro vientos esta realidad fuese a desaparecer, a desvanecerse como lo hicieron sus predecesores.

En el caso que el próximo Miércoles nos den buenas noticias, prudencia ante todo, nuestros más allegados tendrán carta blanca para notificarlo a familiares más lejanos y será el momento de decírselo Mr. Costillo y yo a mi abuela, la cual lo sabe por mi padre -contra mi voluntad porque se lo dijo demasiado pronto- pero quiero que lo sepa por nosotros, pues camino a 92 años hoy está pero mañana quién sabe.
De la misma forma, lo comunicaríamos a nuestros amigos, que se lo deben oler tras más de 2 meses huyendo como ratas de toda quedada grupal por mi reclusión preñil.

Me releo ahora, repasando faltas ortográficas y demás, y no sé si me sabré explicar pero me siento rara, ¿esto lo estoy escribiendo yo? ¿Realmente estoy hablando de un embarazo que, por ahora, va tirando? ¿Seré yo quién, por una vez, pueda anunciar un embarazo? Hasta ahora contaba desdichas, problemas, pruebas médicas, tratamientos, visitas a doctores de toda índole,... 
Quizá sea por todo esto que me cuesta tanto de asimilar que me da reparo hablar abiertamente de mi embarazo, que me siento como si en cualquier momento podemos volver al punto de partida con nuestra rutina habitual de problemas, no pudiendo dar nada por ganado.

Vamos, que espero poder retomar en cuanto me sea posible las sesiones con la psicóloga para que alguien o me diga que no estoy tan loca como me creo (un poco sí, eh, pero ya viene de fábrica...) o me diga que no tengo remedio y me ayude a vivir con mis chaladuras.

You Might Also Like

11 comentarios

  1. Te entiendo muy bien! No eres rara ni estás loca,lo que pasa es que has pasado 4 veces por lo mismo y eso deja huella,mucha y no para bien.Cuando vivimos rachas largas y nos cambia la suerte simplemente no nos lo creemos...
    Disfruta de este momento tan mágico!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ay, locuela! Estar un poco loquita es necesario en esta vida, así que don't worry, be happy! ;)
    Respecto a los miedos, a que te cueste hablar de esto abiertamente, en primera persona, como si no fuera contigo, creo que es muy normal después de lo que has pasado, pero te lo mereces, no pierdas la oportunidad porque el tiempo pasado ya no vuelve, porque este primer trimestre de este embarazo ya nunca más lo vas a experimentar, y no es justo que pase por tu vida casi inadvertido, oculto. Lúcete, luce tu alegría, tu éxito, celebra la vida que tanto te ha costado, por ti y por Gustav@, ambos os lo merecéis tanto! Un beso gigante

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Disfruta preciosa!!q esta pasando algo maravilloso y q ustedes mejor q nadie sabe lo q cuesta!nadie te puede asegurar q todo ira perfecto pero si q ahora esta todo bien y creo q ese pequeñajo se ha aferrado a la vida y encima es pura energía.como me voy de vacas y no tendré Internet ya te leeré en agosto.así q dejó aquí escrito q creo q es un niño!!tonterías mías pero hay lo dejó.hasta q te vuelva a leer te deseo lo mejor de corazón,q este blog se convierta en esperanza para otras muchas y q ustedes lo compartais con nosotras.un saludo y besos guapa!!!

    ResponderEliminar
  5. Imaginate cuando ya te comience a crecer la panzita, que emoción!

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Hace mucho tiempo que quería escribirte primero para agradecerte que cuentes tus experiencias ya que gracias a tu blog conseguí respuestas que me ayudaron a entender lo que me estaba pasando, ahora estoy en mi cuarto embarzo y ya 39 semanas después de 3 dolorosas pérdidas. Entiendo perfectamente cómo te sientes ahora, yo no tuve el valor de contárselo a nuestros amigos y familiares hasta que tuve más de 4 meses y ya se empezaba a notar pues lo que pensaba era en que nuevamente tendría que avisar que lo habíamos perdido.... Hasta que entendí que es normal sentir ese miedo y que no se va a ir, que lo que pasa es que aprendemos a sobrellevarlo y para ello me ayudó muchísimo el yoga, lo recomiendo. Deseo de corazón que este sea tu tan deseado BB arco iris.

    ResponderEliminar
  7. Hola como estas?ha pasado ya un tiempo y pensé q habrías escrito algo...nose eso me confunde....deseo q todo siga igual de bien.un beso y aquí estaré esperando a leerte da igual si pasa mucho o poco pero q sea pa bien!!un saludo

    ResponderEliminar
  8. No a todas se nos nota igual Ester, va en nuestra propia constitución y genes como casi todo, ojos, bocas, tamaños... Espero que poco a pooc vaya mejor la cosa pero lo que si te aconsejo es que vayas a dos cursos, primero un taller para dar a luz y otro a untaller de porteo son realmente útiles para las madres primerizas como tú, un abrazo

    ResponderEliminar
  9. No debes estar preocupada por ello, amiga. No importa que no se te note la barriga. Lo importante es que sabes que está ahí y que pronto vas a volver a ver que hay vida dentro de ti.
    Te confieso que me da un montón de envidia tu situación ahora mismo, ya que yo no tuve esa opción nunca. Mi pequeño y su hermanito han venido al mundo en el vientre de otra mamá. Yo les quiero con locura, pero llegará el día en que tenga que explicarles todo y quizás pase un pequeño mal rato.
    De todas maneras estoy tremendamente orgullosa y creo que lo volvería a hacer de nuevo. No tuve ningñun problema ni con la clínica, ni con la mujer que me ofreció su solidaridad, así que genial.
    Te animo a que te quites los miedos y sigas viviendo tu embarazo de la forma más feliz posible. Recuerda que esto solo sucede una vez y hay que intentar aprovecharlo en la medida de lo posible. Un beso muy grande amiga. Seguiré leyendote por estos lares.

    ResponderEliminar

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow