Salió positivo pero, ¿estoy feliz?

17:34

El otro día, una conocida, a través de Whatsapp, me comentaba lo que le estaba pasando: hace unos meses que están buscando un embarazo, el Viernes tenía que bajarle el periodo, en ese momento ya acumulaba 3 días de retraso, y estaba muuuy nerviosa por hacerse o no la prueba.
Su frase literal, pues no quisiera mentir, fué:

¡¡¡Me da miedo hacer la prueba!!!
 
No soy mentalista, adivina o nada que se le parezca, lo que le dije fué desde la propia identificación con esos sentimientos. Sí, a mi me pasó, aunque sólo la primera vez, pero sé qué es sentir eso.
Plantearse ampliar la familia puede asustar...pero si lo tenéis más bien claro empieza una de las partes divertidas del proceso, intentarlo, y de mientras te lo puedes pensar más o menos, pero de momento son eso, intentonas para lograr algo aún por concretar.
 
Pero llega el día que esperamos la visita de cada mes, cada cual en su regularidad, y ¡no viene! Se disparan tooodas las alarmas y a partir de aquí tooodo un chorreo de dudas, miedos, sentimientos raaaros y muchas veces opuestos, hacen acto de presencia en algunas personas. Es como si de golpe viéramos posible la idea de estar embarazadas y piensas: ¿pero realmente estoy preparada para esto? Acabo pensando...¿y quién lo está? Vas haciendo sobre la marcha, nadie sabe el camino que tendrás que seguir en el momento que se pueda confirmar...así que toca ser tú misma la que lo vaya trazando de la mejor manera posible, se aprende sobre la marcha. Las experiencias ajenas ayudan pero no hay dos caminos iguales.
 
Llegados a este punto, cabe pensar que puedas estar embarazada, ¿o no lo estabas buscando?, ó que los nervios estén haciendo de las suyas y simplemente sea un retraso puntual. Contra más nervios, parece increible el poder de los mismos, más tiempo se puede retrasar.
Si leéis las indicaciones de la mayoría de los test caseros de embarazo, basados en la concentración de hormona gonadotropina coriónica humana (HGCH) en la orina, os encontraréis que desde el primer día de falta ya pueden dar positivo si está una embarazada. Pero dos y dos no son cuatro en estos casos: si no lo haces con el primer orín de la mañana los primeros días, si no ovulaste a medio mes sinó un poco más tarde, etc, puede ser que salga un positivo muuuy flojo y dudoso ó directamente negativo.
Si eres de las que el cerebro les procesa a mil por hora seguro que no quedarás conforme, pensando tooodas las probabilidades de fallo en la fiabilidad de dicha prueba. Cuantificarlo en sangre es ir a tiro seguro, pero normalmente lo primero que hacen, ante la duda, en la Seguridad Social, es en orina, llegando a hacerlo taaan pronto en sangre solamente en casos más dudosos o de riesgo.
Entiendo que ante un pequeño indicio cuesta reprimir la necesidad de hacer un test desde el primer momento, pero si no queréis ir gastando tontamente en tests: dejar pasar un par o tres días, seguir bien las instrucciones y hacerlo con el primer pipí de la mañana.
 
Habrá quien llorará de emoción por ver la confirmación, quien salte de alegría por el pequeño gran logro...pero si no eres así, si por lo contrario te sientes abrumada, asustada, contrariada...¡no eres la peor persona del mundo! Lo que te pasa ES NORMAL (porqué la normalidad no existe y todas las respuestas son válidas).
Serás igual de buena madre que las otras...solamente que tu cabeza da miiil vueltas a todo y no es capaz de asimilar que no va a poder controlar la situación de buenas a primeras, y tooodos tenemos miedo/respeto/dudas sobre aquello que nos es desconocido.
Aunque no te lo parezca, en ese momento eres la mujer más feliz del mundo, sólo que tu parte racional bloquea todas tus emociones, pero tranquila, verás que cuando menos te lo pienses empiezas a pensar en lo que vendrá, en cuando podrás empezar a comprar ropita para bebé...y ¡cómo lo váis a decir a la familia y la cara que les va a quedar!

You Might Also Like

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow