Visto para sentencia

10:18

Así es según los médicos de la Maternidad y por los resultados que teníamos pendientes de saber; ¡¡¡TOOODO HA SALIDO OK!!! Lo que nos miraron los doctores del centro citado y la analítica hormonal y para los diferentes tipos de linfocitos que pedí me hicieran.
Nada raro a nivel inmunológico, la anemia recuperada en tiempo récord, el resto de parámetros más estándar bien y tanto hormonas, en el día 23 del ciclo, como el recuento de NK -que temía yo por encima de tooodo lo demás- perfectísimamente perfecto.
 
Así pues, ¿qué? Pues lo que ya sabíamos hasta el momento: mi marido a por el tratamiento para mejorar la fragmentación del ADN espermático, yo a por la vacuna de marras para mejorar los valores de los anticuerpos antiparentales y repetir las pruebas masculinas para tener la certeza de que ha surgido efecto el medicamento.
 
¿Algo más? Sí, pero a eso le dedico otra entrada por dos razones: porque ni nos lo plantearon los de la Maternidad -fué el ginecólogo de mi suegra...- y porque no me lo pienso hacer a menos que MI ginecóloga, a quien veo en 15 días, me lo diga. Pero eso ya es otra historia que ha venido casi un mes después de la visita que centra esta entrada.
 
Quisiera recalcar una cosa, y quien quiera juzgar que juzgue pero es mi decisión y debe respetarse, y es que los médicos de la Maternidad desconocen por completo el tema de la vacuna antiparental; ¿por qué? si fueran "creyentes" en la materia quiero pensar que nos lo hubieran pedido, ¿no? Si no lo han hecho pensé que era mejor pasar por alto este detalle y si llega a ser la clave de todo nuestro problema pues ya se lo haré saber, ¡EVIDENTEMENTE!
De la misma manera recalcar que nos pusieron tooodo de facilidades para, llegado el momento, tratarnos en nuestro próximo intento. Ya tenemos la pauta y donde debemos ir para agilizar la programación con ellos; si os soy franca, ambos doctores, ginecóloga e inmunólogo, son unas bellísimas personas que nos han tratado muuuy bien en todo momento y se han preocupado, y quiero pensar que si no han hecho más ha sido por las limitaciones de la propia Seguridad social.
Mi satisfacción es tal que incluso me planteo la opción pública con mejores ojos que al principio de nuestra (des)aventura.
 
Para un próximo embarazo, pues acabo de comentar que nos dieron la pauta, tocará retomar la aspirina infantil (Adiro en mi caso) antes ya de empezar la búsqueda y en el momento que pueda aparecer un positivo empezar con la progesterona en óvulos y la heparina de las narices (¡sí! la temo...me da yuyu pensar otra vez en tener que pincharme caaada día, especialmente para que vuelva a salir mal). Es lo que hay, toca cubrir tooodos los frentes justificados o por precaución.

You Might Also Like

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow