A las mamás de corazón

21:41

Por fin ya acaba el día de hoy, y no lo digo por querer que estemos a Lunes -¡ni loca!- pero sí porque a pesar de ser el día de NUESTRAS madres es más que inevitable pensar que podría ser también el nuestro, mi día.
Las que ya lo son, lo han sido recientemente o están en dulce espera proclaman a bombo y platillo cómo de afortunadas se sienten con el cargo en cuestión, con esta nueva faceta en su vida y las alegrías recibidas y que compensan tooodos los "malos" momentos.
Creo que ante taaanta felicidad virtual propagada por las redes sociales me entra algo más parecido a las nauseas que a otra cosa, y siento ser taaan directa pero no prentendo engañar a nadie; y quizá un día, a saber cuando si llega, sea yo la que viva en una nube de ñoñería supina, pero por el momento no puedo cambiar mis sensaciones de la misma manera que ellas -y la sociedad en general- nuuunca me verán como una igual hasta que no se materialice la maternidad de algún modo, ¡cuando no debiera ser así!
 
¿A caso una madre que haya perdido un hijo nacido, a la edad o momento que sea, se la deja de considerar como tal? NO, ¿verdad? Pues entonces digo yo, si he estado embarazada por tres veces, ¿no seré más madre de corazón que aquella que justo vive el primero? Porque SÍ, no soy madre pero he estado tres veces embarazada, aunque se computen como abortos -palabra fea a más no poder- que no embarazo, sea cual fuere su fin.
Sé que la gente no lo cree así, eres madre si tienes hijos o los has llegado a tener en tus brazos, pero a diferencia de algunas de mis amigas "madres & embarazadas" sé lo que se puede llegar a sufrir por algo que antes de ver por ninguna eco ya quieres con tooodo tu corazón -aún con tus dudas y temores- lo que eres capaz de hacer en detrimento tuyo con tal de procurar llevarlo a término, lo que darías porque cada noticia de aborto que has recibido fuera a fecha de hoy un/a gordit@ en casa, lo que cambian las prioridades de tu vida de un día para otro antes incluso que el mundo sepa que albergas otra vida en ti.
 
Sé que no soy una madre de "verdad", que en mi libro de familia solamente estamos mi marido y yo, que en casa somos sólo tres contando a Pepo, nuestra mascota, pero mi corazón me dice que por pocas semanas que fueran, 8, 9 y 13 pude experimentar parte de ese amor incondicional que se adquiere de bien temprano, cuando sabes que hay alguien creciendo en ti y que no eres solamente tú; de la misma manera que el vacío taaan enorme que te deja su ausencia el día que sabes seguro que se acabó porqué ese garbancito, que conocías por foto y los síntomas que te daba, ya no está contigo, porque mientras estuvo bajo tu cobijo albergaste esperanzas aunque no las quisieras manifestar.
 
A todas aquellas que habéis pasado por lo mismo y que seguro sois más madre de lo que serán nunca algunas que ostentan el título pero no están a la altura con sus hechos...
¡¡¡FELIZ DÍA DE LA MADRE!!!

You Might Also Like

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow