¡Hola dr. Andrólogo!

15:41

Mis partes bajas, a estas alturas, ya son del dominio público, ¡con lo pudorosa que era yo!, no así las de mi marido, de quien debo recordar siempre a los médicos que es la otra parte implicada en tooodo este follón de la mater/paternidad.
Por lo poooco que le habían mirado hasta el momento ni me lo pensé cuando en el Institut Marquès nos ofrecieron una primera visita para andrología... ¡y graaatis! No me toméis por rata cuartelera, pero entre lo que nos viene encima y lo que llevamos gastado, sumando el hecho de ser los dos autónomos, casi que tonto quien no lo aproveche.
Así que fuimos al andrólogo.
Nos visitó el dr. Ferran García en el mismo edificio donde habíamos tenido la cita con el especialista en RA; forma parte del equipo de la Clínica Puigvert, de Barcelona y una de las que mejores referencias tiene, y en su haber hay muchas publicaciones y experiencia. Hombre de trato muuuy campechano y agradable nos atendió durante una hora bieeen buena y salimos, como no, con deberes por hacer.
Pero por partes; le contamos nuestro caso, por enésima vez en poco tiempo, y concretamos el motivo de su visita: la fragmentación patológica que se detectó en mi marido hace unos meses.
A parte de contarnos su vida, y no me preguntéis como acabamos así porque ni yo lo sé ha estas alturas, nos dijo lo siguiente:
 
- No cree en la fragmentación como causa de abortos, y más saliendo un espermiograma tan bueno como le salió a mi marido (otro jarro de agua fría para la menda...)
 
- Una trisomía 16, la causa del tercer aborto, se atribuye a la mujer, cosa que ya había leído yo anteriormente pero que me habían desmentido luego otros especialistas. ¡Ole esa unificación de criterios!
 
- La prueba relevante en cuanto a información "mundialmente" aceptada sería el FISH (para ver las alteraciones directamente a nivel de cromosomas, en concreto los que conllevan más causas de aborto o malformaciones).
 
- Tomar Androferti no le hará mal a mi marido y puede ser que hasta le haga aaalgo de efecto, pero mejor sustituirlo por Androdha (lo mismo pero con omega 3).
 
Aún con esta argumentación, y se ve que conociendo al doctor que hizo el primer y único estudio hasta ese momento a mi marido, le picó la curiosidad por saber de qué forma podían oscilar entre distintas muestras y en otras condiciones de abstinencia los resultados para su fragmentación espermática. Y como a río revuelto ganancia de pescadores, este "pique" profesional derivó en que nos dispensaran de pagar la nueva prueba para dicho problema, debiendo abonar únicamente el coste para el FISH.
Él, mi marido, salió sintiéndose un cobayo humano, y yo encantanda de repetir la prueba, que encima nos saliera gratis y nos pidieran una nueva que aún no estaba en nuestro historial.
No nos engañemos, la obtención de la muestra no tienen naaada de doloroso, ¡así que menos quejarse!
El miércoles hará una semana que la entregamos, el doctor nos dijo que llamáramos a los 15 días y la recepcionista a las 4 semanas, así que a la tercera semana sabrán de mi. En cuanto tengamos los resultados deberemos reprogramar hora para comentarlos con el mismo doctor, así que por ahora a esperar.
Y pequeño apunte, esta vez la abstinencia fue con 12h y no 5 días...¡a ver qué sale!

You Might Also Like

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow