Pequeños y grandes pasos

21:36

Sí, pequeños pasos para la humanidad -si es que lo son- pero muuuy grandes para mi. ¡Y me siento orgullosísima de ellos!
Parece que puedo retomar mis aficiones y volver a disfrutarlas, logrando éstas su tan preciado fin de desconectarme del mundo, y encima pueden ir relacionadas con bebés sin acabar en un mar de lágrimas o corroída por la más profunda envidia. ¡Si es que ni yo me lo creo! Y se supone que premenstrual como estoy debería de estar con un humor maaalo malíiisimo, o al menos eso es lo que pasa el 99% de las veces.
Tal y como le he dicho a la acupuntora, me siento extrañamente optimista, con ganas de hacer cosas, sin pensar a penas en la prueba del jueves (histeroscopia), algo más alegre y motivada con las bien merecidas vacaciones que nos esperan. Me siento sorprendéntemente ilusionada, ¿pero por qué?
Puede ser que realmente las agujas de marras sean "mágicamente" beneficiosas o, lo que mi parte racional piensa, que vea más cerca el final de este camino que nos habrá tomado prácticamente un año. Pero el avistamiento de una nueva oportunidad tampoco debiera ser la causa de tal cambio en mi, porque no soy consciente de haber sacado nada concluyente de tooodo lo recopilado por más vueltas que le de. De hecho, creo que seguimos en el mismo punto, ¡o peor!, porque a estas alturas aún estoy esperando que nos digan la causa real de taaanta desdicha; tenemos teorías y más teorías, suposiciones y distintos enfoques en cuanto a las pruebas hechas, pero poco más.
A lo único que me queda por aferrar es la fe, sí, eso taaan escaso en los tiempos que corren, pero es que la ciencia me ha dado taaan pocas respuestas...
Como dijo el filósofo (pero mi versión adaptada): "sólo sé que no saben nada".
Como le dije a un doctor: "somos taaan pioneros en lo que nos pasa que de momento llevamos ventaja a la medicina, pues aún no es capaz de darnos una razón".
Así que lo único que pido ahora por ahora es lograr las fuerzas suficientes y seguir cargándome de energía y optimismo para poder volver a la carga y ser lo más fuerte posible para aguantar los palos que puedan caer por el camino.
Nadie está realmente preparado para los disgustos, por mentalizado que esté, pero sí que podemos cambiar la forma de tomarnos las cosas, ¡y eso es lo que quiero lograr! Así que nadie me desenchufe de donde sea que me hayan puesto a cargar porque nos va a hacer muuucha falta.

You Might Also Like

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow