Munición

9:47

Después de dos cambios de cita consecutivos por mi culpa, y pensando -ilusa yo- que llegaría pelada de tiempo para la nueva búsqueda, ayer finalmente tuve cita con mi doctora de cabecera de la SS.
Fue a primera hora de la mañana, así me cortaba lo menos posible la jornada laboral, y le llevé el papel con la pauta que me dio el inmunólogo.
Sólo 10 minutos después de mi hora entraba en su despacho; no sé si tuvo tiempo material para echar un vistazo a mi historial pero por lo visto mi caso no le sonaba a chino. Me preguntó qué tal todo y expuse nuestras intenciones más inmediatas y las órdenes que tenía en mi haber: las dadas por el equipo de La Maternitat y las del inmunólogo, parecidas a la par que distintas.
A diferencia del último embarazo, no puso problema alguno para recetármelo tooodo, todito, todo ella (enoxaparina inclusive) y ni más ni menos que para 6 meses, cosa que me dejó ojiplática, ¿será la recompensa por no abusar de las prestaciones de la SS? Hasta me dijo que si quería me daba el ácido fólico que va con receta, pero le confesé que prefería seguirlo tomando junto con el resto de vitaminas y demás "potingues".
Le pregunté, ya puestos, cual debía ser el protocolo a seguir por mi parte para poder ser derivada a La Maternitat en caso de embarazo; por lo visto debo acudir ipso facto a pedir cita con la ginecóloga/matrona de mi ambulatorio y ellos tramitarán de inmediato la derivación hacia el otro centro porque, como se ha encargado de recordarme mi doctora, seré embarazo de riesgo (pasen los meses que pasen sigue sonando igual de mal que las otras veces).
Así pues, con una lista de medicamentos digna de hacer la competencia a la de los abuelitos, retomamos nuestras andanzas sin tener nada claro y con más sombras que luces sobre nosotros.

You Might Also Like

0 comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow