Soy un percebe

12:00

O una almeja, o un berberecho,... lo que prefiráis, pero en esencia soy un bicho pegado a una superficie inmóvil, llámese piedra o cama, cuya actividad es pasar las horas, comer, defecar/orinar  y dormir sin mayor aspiración que sumar otro día de existencia o, en este caso, otra semana más superada para la pequeña B.

No soy, ni seré, la primera mujer que tenga que hacer cama por un embarazo, ni la que más tiempo lo haya hecho, pero vaya, esto es lo que toca ahora, REPOSO ABSOLUTO. Esta mañana me lo han confirmado en la Maternidad; por lo visto no les ha gustado demasiado la combinación de placenta previa y descoagulación (y yo que quería ser creativa...) y más si la primera ya ha sangrado.
En esta ocasión me ha vuelto a acompañar mi padre, quería hablar «de médico a médico», saber lo que será de mi ya que le ha salido una hija tan retorcida y complicada. Ha aprovechado mientras me pesaban, escuchaban el latido a B y demás para preguntar a la ginecóloga qué protocolo se va a aplicar en estas circunstancias, Mr. Costillo también estaba.
Con B en posición transversa y SOBRETODO con el panorama "placentario": ME VOY PARA CESÁREA SEGURO.
¿Cuándo? Ni idea, de momento hay que aguantar a la niña dentro todo lo posible, así que supongo que todo irá en función de cómo se vayan presentando los hechos. De todas formas, a la semana 33 para 34, de no haber sorpresas (que ya no las tengo todas), me volverán a ver, todo sea que entonces me sorprendan con fecha para la cirugía.

***Por cierto, hoy han aprovechado para vacunarme de la gripe y de la tos ferina/difteria/tétanos. O la enfermera tenía manos de santa o ya me he inmunizado a ciertos pinchazos, que no todos...***

Algo que hoy ha llegado a su fin es el doble seguimiento. Teniendo en cuenta que ha sido aquí, en la SS, donde me han encontrado el "marrón" de la placenta, que no han escatimado en pruebas y seguimiento y que en la privada no sé si me atendería mi ginecóloga y no me gusta, ¡para nada!, la clínica que me corresponde, creo que ya no merece la pena marear la perdiz ni perder más tiempo y dinero.
Espero no haber errado la elección, creo que es donde debo ir por más que se diga de la sanidad pública.

Dicho esto, hoy tocaba también hematóloga, así que se puede decir que ha sido una mañana provechosa.
Su visita se podría resumir en:
- con una heparinemia correcta, no se toca la dosis de Innohep.
- no quitaremos ni la heparina ni el a.a.s. por el momento, porque es lo que puede haber marcado el haber llegado tan lejos y una placenta previa puede sangrar sin necesidad de ir descoagulada, con lo que llevo, a priori, se acentúa.
- esta vez no hay más analíticas de control y quiere verme el mismo día que me vean los médicos de la Maternidad, para así ir a una como en fuente ovejuna.

Con esto, tengo por delante tooodo un mes de Noviembre en el que cada día superado, cada semana completada, será una pequeña dosis de tranquilidad, y un pasito menos para llegar a la cesárea, algo a lo que dedicaré otra entrada para no alargarme.

You Might Also Like

4 comentarios

  1. Esq la placenta previa es peligrosa ya q suele dar hemorragias y tu descoagulada..pues ahí q estar muy pendiente mi amiga desde semana24 todas las semanas al hospital por Sangrados y eb semana 34 cesarea de urgencias x desprendimiento de pkacenta.el bebé perfecto!!!y ella también aunq anemica perdía jajaja no quiero q pienses q soy una ceniza sólo q estoy preocupada y deseo q todo vaya de la mejor manera posible.el anterior post me pareció muy divertido tu manera de contarlo y eso es muy importante q tu este bien de ánimo.un besazo y mimate mucho

    ResponderEliminar
  2. Habrá qué confiar en que no va a ver más sustos y que noviembre será un mes tranquilo...te lo deseo de todo corazón.
    Te envío mucha fuerza y un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Mucho animo y paciencia el objetivo merece la pena pasará y será una anecdota más.
    Muchos besos

    ResponderEliminar

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme por mail

Follow